Los movimientos sociales desafiaron al Gobierno, seis días antes de las elecciones

RESUMEN

En una fuerte demostración de fuerza, reclamaron el tratamiento de una ley de emergencia alimentaria y la distribución de recursos para atender la problemática social

 
EXTRACTO GRATUITO

Seis días antes de las elecciones primarias, el triunvirato piquetero -compuesto por la CTEP, Barrios de Pie y la CCC- dio ayer una amplia demostración de fuerza en la calle, con un mensaje claro al Gobierno: la presión seguirá en tanto no se avance con el tratamiento de la ley de emergencia alimentaria y no destinen todo el presupuesto prometido para atender la problemática social.

Si bien el diálogo con el Ministerio de Desarrollo Social es fluido, el desembolso eventual de recursos quedó fijado para después de las elecciones, cuando el escenario político esté más claro. Por ello, los piqueteros apelaron a su poder de convocatoria y, junto a las centrales sindicales, se apoyaron en la fecha de San Cayetano para pedir "pan, paz, tierra, techo y trabajo", en una movilización de Liniers a la Plaza de Mayo.

La marcha reunió una importante cantidad de gente -los organizadores calcularon unas 200.000 personas- y generó un inmenso caos de tránsito en distintos sectores de la ciudad a medida que avanzaba hacia el microcentro.

El principal reclamo giró en torno de la sanción de una ley de emergencia alimentaria, reclamada por las organizaciones sociales.

El proyecto, que algunos diputados nacionales trataron la semana pasada en una mesa de trabajo en el Congreso, prevé la creación de un consejo nacional de emergencia alimentaria, con participación de autoridades y tres representantes de los movimientos sociales, y la creación de nuevos comedores.

Respecto de la ley de emergencia social, aprobada a fines del año pasado, la CTEP advirtió reiteradamente que el Gobierno sólo aplica el 30% del presupuesto previsto para este año. Denuncia que avanza muy lentamente el registro nacional de barrios populares, que facilitarían una integración urbana.

Frente a los reclamos, en el Gobierno aseguran que hay diálogo permanente con las organizaciones sociales y que "no funcionan las amenazas".

En medio de las negociaciones, los movimientos sociales acentuaron ayer sus reclamos con la marcha a la Plaza de Mayo.

A las 8.30, sobre la avenida Rivadavia, en Liniers, una columna de manifestantes comenzó a reunirse a unas cuadras del santuario de San Cayetano. La cabecera estaba compuesta por Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie; Juan Grabois, representante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP); Esteban Castro, secretario de la misma organización, y Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS