El motonauta de los récords inesperados

Todavía falta ver qué pasará en los próximos comicios, pero si Daniel Scioli consiguiera la Presidencia mediante el voto, marcaría dos récords. El más obvio es el del primer gobernador electo de la provincia de Buenos Aires en llegar a la Presidencia en elecciones nacionales. El menos notorio es que sería el primer vicepresidente elegido por los ciudadanos en llegar a la Presidencia por el mismo medio.

Así lo resalta el consultor y analista político Rosendo Fraga, quien además destaca la importancia que tendría que una misma persona, y en un mismo acto eleccionario, lograra aquellas marcas históricas.

Lo curioso es lo poco que se ha confiado en Scioli incluso entre quienes, como los Kirchner y sus más fanáticos seguidores, no han tenido luego más remedio que depender de él y de sus logros electorales para mantenerse al menos cerca del poder.

Fraga nunca menospreció la figura política del ex motonauta. En 2011, en la misma semana en que Cristina Kirchner logró la reelección con el 54% de los votos, participó en Icana (Instituto Cultural Argentino Norteamericano) de un desayuno con exposición y preguntas de los asistentes, entre quienes se encontraba este cronista.

El expositor detalló entonces que el plan original de Cristina Kirchner, muerto su esposo, era la permanencia con alternancia en el poder con Amado Boudou, pero que ese plan estaba terminado. Ya habían aparecido las denuncias por la causa de la imprenta Ciccone.

La pregunta entre los asistentes era quién podía ser entonces el sucesor al que ungiera la Presidenta. Fraga mencionó entre los más probables a Scioli. No había pasado ni una semana del triunfo electoral de Cristina Kirchner.

El auditorio lo tomó con sorpresa, incredulidad y un cierto menosprecio por el ex motonauta y sus quilates políticos. "Miren -detalló Rosendo Fraga-, Scioli llegó a la política en 1997 de la mano de Carlos Menem, se quedó para defender la política de Domingo Cavallo, se quedó con Adolfo Rodríguez Saá, se quedó con Eduardo Duhalde, y Néstor Kirchner tuvo que pedirle que lo acompañara como vice", detalló.

Y agregó: "Piensen en esos mismos años cuántas figuras políticas, entre ellas muchas de las mencionadas, la política argentina fagocitó, y Scioli sigue allí. A una figura con esa capacidad de supervivencia nunca hay que subestimarla".

Lección aprendida

La lección puede haber sido aprendida incluso por la propia Presidenta, que cuando era senadora se dio el gusto de desafiarlo y menoscabarlo desde su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba