Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 19 de Abril de 2018, expediente CNT 051518/2014/CA001

Fecha de Resolución:19 de Abril de 2018
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 112197 EXPEDIENTE NRO.: 51518/2014 AUTOS: MORUA, C.H. c/ PROVINCIA ASEGURADORA DE RIESGOS DEL TRABAJO S.A. s/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 19 de Abril del 2018, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia que admitió parcialmemte la demanda instaurada se alzan ambas partes a tenor de los memoriales que lucen a fs. 124/37 –actora- y fs. 145/53 –demandada-, mereciendo sendas réplicas de las contrarias.

Asimismo, la actora apela los honorarios regulados a su representación y patrocinio letrado, por reputarlos insuficientes.

La judicante de grado consideró acreditado que el demandante padece una merma laborativa psíquica del orden del 10% de la T.O. derivada del accidente in itinere acaecido el 2/06/14 En su mérito, condenó a la accionada al pago de la indemnización prevista por el art. 14.2.a de la LRT, ajustada por el coeficiente RIPTE allí indicado, más el adicional especial contemplado en el art. 3º de la ley 26.773. Finalmente, dispuso que los intereses se computen desde la fecha del accidente, conforme lo dispuesto por el Acta CNAT 2601 del 21/05/14.

La parte actora cuestiona el rechazo del reclamo efectuado en procura de la reparación de la incapacidad física denunciada, así como el IBM ponderado a los fines del cálculo indemnizatorio.

A su turno, la demandada critica que se tuviera por acreditado el accidente, así como la decisión de la magistrado a quo de ajustar el importe tarifario según coeficiente RIPTE y la condena al pago del adicional especial contemplado en el art. 3º de la ley 26.773.

En atención a la índole de las cuestiones traídas a conocimiento de este Tribunal, razones de orden metodológico imponen tratar, en primer lugar, la queja vertida Fecha de firma: 19/04/2018 por la accionada en cuanto a la acreditación del siniestro.

Alta en sistema: 25/04/2018 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #24125680#203971698#20180420111658338 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II La aseguradora cuestiona que se tuviera por reconocido el infortunio denunciado. Concretamente, sostiene que el actor no demostró su acaecimiento en el proceso y que el hecho de que brindara las prestaciones inmediatas no puede implicar el reconocimiento del hecho.

Adelanto que la queja no podrá tener favorable acogida por cuanto del responde surge que, la accionada reconoció haber recibido la denuncia del siniestro en cuestión y haber otorgado las prestaciones médicas, económicas por ILT y de rehabilitación hasta el alta de fecha 16/09/14 (fs. 38 y sgtes), sin que desprenda de sus dichos que hubiera notificado el rechazo del siniestro en el plazo otorgado reglamentariamente a tal fin. Si bien a fs. 41 manifestó que el accidente objeto de reclamo “de ningún modo se trató de un accidente in itinere, siendo que la parte actora no aportó

prueba…”, tal extremo luce extemporáneo porque no rechazó el siniestro en tiempo oportuno.

De tal modo, ante el silencio de la aseguradora, cabe concluir que aceptó la pretensión y ello implica admitir la contingencia denunciada como cubierta en los términos del art. 6 de la ley 24.557.

No soslayo que las aseguradoras tienen el deber de otorgar prestaciones ante la denuncia y que esa sola circunstancia no habilita a tener por admitida la contingencia.

Sin embargo, conforme el art. art. 6 del decreto 717/96, último párrafo (mod. por dec.

491/1997), “El otorgamiento de las prestaciones previo al cumplimiento de los términos de aceptación o rechazo de la pretensión nunca se entenderá como aceptación de la misma”.

Por su parte, el art. 4 del dec. 717/96 dispone que “Cuando la denuncia se presente directamente ante la Aseguradora, ésta deberá tomar los recaudos necesarios para que el trabajador reciba en forma inmediata las prestaciones en especie” y que “Cuando la denuncia se presente directamente ante el prestador de servicios, éste deberá:

  1. tomar los recaudos necesarios para que el trabajador reciba en forma inmediata las prestaciones en especie y, b) remitir la denuncia a la Aseguradora dentro del plazo de VEINTICUATRO (24) horas de recibida, para que ésta acepte o rechace la pretensión del denunciante”.

Ahora bien, las circunstancias mencionadas no liberan a la aseguradora de cumplir en tiempo oportuno la carga de expedirse respecto de la denuncia en el plazo ya señalado, dado que solo en el caso de rechazarse la denuncia en tiempo oportuno, la ART podrá cesar en su deber de dar y otorgar las prestaciones del sistema (conf. art. 5 dec.

717/96).

En definitiva, el hecho de que la demandada admitiera que recibió la denuncia del infortunio de autos quedó a su cargo invocar y demostrar que, dentro del marco temporal previsto por el decreto 717/1996, procedió a notificar por medio fehaciente y de modo expreso, su rechazo. Como se expuso precedentemente, no se invocó

Fecha de firma: 19/04/2018 Alta en sistema: 25/04/2018 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #24125680#203971698#20180420111658338 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II ni demostró haber procedido al rechazo de la denuncia y ello define la suerte de la cuestión.

En efecto, el citado art. 6 establece que “El silencio de la Aseguradora se entenderá como aceptación de la pretensión transcurridos DIEZ (10) días de recibida la denuncia”, y ello implica la admisión definitiva de la denuncia y la consecuente aceptación de la cobertura de la contingencia.

Por ende, cabe concluir que la ocurrencia de la contingencia, así como su naturaleza se verifica y confirma a partir de la aplicación de las normas que rigen la materia, por lo que propongo rechazar la queja vertida por la demandada sobre el punto analizado.

Zanjada esta cuestión que, sin duda, merecía tratamiento preliminar, habré

de abordar el agravio vertido por el accionante en relación con el rechazo del reclamo por incapacidad física.

La sentenciante de grado reputó acreditado que el actor presenta limitación de la movilidad del dedo meñique. Sin embargo, consideró que la minusvalía estimada por el perito médico por dicha lesión no resultaba resarcible en el marco del presente proceso por cuanto el galeno no había indicado que dicha secuela por movilidad fuera producto de la fractura de muñeca invocada el inicio, y porque no había sido parte del reclamo inicial.

En su mérito, concluyó que no se había acreditado que el trabajador padeciera secuelas físicas derivadas del accidente descripto en la demanda “o, en todo caso, las mismas no han sido parte del reclamo”.

Tal conclusión causa el agravio del demandante, quien sostiene “que esta parte denunció que las lesiones han sido sufridas en la mano derecha, en el miembro hábil del actor (…) el dedo meñique… pertenece al miembro superior derecho… esta parte denunció de forma correcta la lesión y en todo el relato efectuado en los hechos de la demanda se deja en claro que los golpes sufridos fueron sobre la mano del actor, no siendo necesario aclarar que los dedos forman parte de ella”. En definitiva, solicita que se condene a la aseguradora demandada al resarcimiento de la lesión constatada por el perito médico a nivel del dedo meñique, por entender que la misma es consecuencia del accidente denunciado y que se encuentra dentro de la región involucrada en el reclamo formulado.

En atención al tema en discusión se impone analizar los escritos constitutivos de la litis. Dijo el actor en su demanda que “en momentos que caminaba… a fin de llegar a la parada del colectivo… fue interceptado por un delincuente… el actor intentó resistirse para frustrar el robo, y comenzó a golpear al agresor con su brazo derecho, propinándole reiterados golpes de puño. A raíz de los golpes que propinó el actor, se lesionó gravemente su mano derecha, mano hábil… fue atendido por un médico traumatólogo, quien tras realizarle un examen de la movilidad de la muñeca de su mano Fecha de firma: 19/04/2018 Alta en sistema: 25/04/2018 derecha, le indicó la realización Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA de una radiografía del miembro en cuestión. Dicho Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #24125680#203971698#20180420111658338 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II estudio arrojó… fractura de muñeca de su mano derecha”. Continuó relatando que fue intervenido quirúrgicamente el 27/06/14 con colocación de osteosíntesis en la muñeca derecha y que a la fecha de interposición de la demanda continuaba “con fuertes dolores y tiene reducida la movilidad de su mano derecha… “como consecuencia del accidente, el actor sufrió la fractura de la muñeca de su mano derecha, mano hábil del actor… la lesión en su mano derecha le ocasiona una seria limitación…” (fs. 11/15).

En su responde, la accionada reconoció haber recibido la denuncia del siniestro en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA