Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 3 de Agosto de 2017, expediente CIV 103446/2009

Fecha de Resolución 3 de Agosto de 2017
EmisorCamara Civil - Sala I

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I Expte. n°103.446/2009 Juzgado n° 59 “M., R.A. c/G., A.M. y otros s/ Daños y perjuicios”

ACUERDO Nº 46/17 En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 3 días del mes de agosto del año dos mil diecisiete, reunidas en acuerdo las señoras juezas de la Sala “I” de la Cámara Civil, para conocer de los recursos interpuestos en los autos: “M., R.A. c/G., A.M. y otros s/ Daños y perjuicios” respecto de la sentencia corriente a fs. 467/474 de estos autos, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: Dras. GUISADO, CASTRO y UBIEDO.

Sobre la cuestión propuesta la Dra. G. dijo:

I.-

I.- La sentencia de fs. 467/474 hizo lugar a la demanda entablada por R.A.M. contra M.A.G., E.M.F. desestimó la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta, e hizo extensiva la condena también contra “Caja de Seguros S.A.”. Fue apelada por el codemandado F. que expresó agravios a fs.500/504 y la citada en garantía que hizo lo propio a fs. 5067522. Ambas piezas fueron respondidas a fs.

524/529.-

El hecho que motivó el proceso sucedió el día 7 de diciembre de 2007 a las 0.55 horas, aproximadamente, en circunstancias en que el actor circulaba a bordo del rodado marca Chevrolet Corsa dominio EGY-387 por la calle A. de esta ciudad cuando al intentar cruzar la Avenida Congreso fue embestido en su lateral izquierdo por el frente el Fiat Palio dominio FMY -332 al mando de G..

El magistrado de grado, tuvo en cuenta que el demandado Fecha de firma: 03/08/2017 Alta en sistema: 16/08/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12085223#183983258#20170714100026500 G. fue condenado en la sede represiva y por ello le endilgó también la responsabilidad civil, así como al titular de automóvil que conducía. Determinó

los montos resarcitorios, la tasa de interés y rechazó la falta de legitimación pasiva opuesta por la citada en garantía.-

La demandada se queja por la cuantía de los montos indemnizatorios y la tasa de interés fijada. La aseguradora, también lo hace por el rechazo de la excepción.-

II.- Ante todo cabe destacar que por imperio del art. 7 del nuevo Código, la normativa aplicable sería aquella vigente al tiempo de la ocurrencia del hecho. Ello es así porque es en esa ocasión en la que se reúnen los presupuestos de la responsabilidad civil (conf. A.K. de C., “La Aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, ed. R.C., doctrina y jurisprudencia allí

citada).-

III.- Sentado ello, me abocaré en primer término al análisis del agravio de la citada en referido a la falta de legitimación que opusiera. El magistrado de grado la rechazó porque consideró que si bien era cierto que el Sr.

G. tenía el registro vencido en el momento del siniestro no implicaba que el conductor no tuviera habilidad para conducir, dado que le había sido nuevamente otorgado un año después. Entendió que no se hallaba demostrado que tal carencia hubiere tenido incidencia alguna en los acontecimientos y en consecuencia no guardaba relación de causalidad alguna que permitiera sea invocada como motivo para excluir la cobertura.

La citada en garantía, en lo sustancial y pertinente, cuestiona esta conclusión afirmando que se trata de una situación objetiva “la falta de habilitación municipal” a la que el magistrado de grado infundadamente añadiría una subjetiva “la habilidad del conductor” circunstancia que está acreditada. Por lo demás luego de su condena penal, el Sr. G. resultó inhabilitado para conducir automóviles durante un año y medio.

En este orden de ideas a fs. 215 luce la respuesta brindada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, que informa que el demandado tuvo una licencia clase B1 desde 8 de abril de 2005 al 28 de febrero de 2007 y luego, se le otorgó una tupo A21 que estuvo vigente entre 22 de septiembre de 2008 y Fecha de firma: 03/08/2017 Alta en sistema: 16/08/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12085223#183983258#20170714100026500 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I el 28 de febrero de 2014.-

Lo expuesto acredita sin lugar a dudas que el codemandado O. a la fecha del accidente se encontraba con la licencia vencida, siendo que fue renovada casi un año después de acaecido el siniestro.-

Ahora bien las denominadas cláusulas de exclusión de cobertura o de no seguro estableen una delimitación del riesgo asegurado consistente en excluir o restringir los deberes del asegurador por la no asunción de algún o algunos riesgos, implicando un no seguro, ausencia de tutela o garantía, la existencia de daños no asumidos. Así generalmente las pólizas de seguros suelen contener una cláusula por la cual la asegurado no responde en caso de siniestro, si el vehículo es conducido por personas que no estén habilitadas para el manejo de esa categoría: Y si bien es cierto que para la víctima la consecuencia es muy seria, por cuanto el acogimiento favorable de dicha exclusión hará que no pueda contar con la posibilidad de ejecutar la sentencia, no menos cierto es que la función social que posee el contrato de seguro, no configura argumento suficiente para omitir considerar la existencia de una cláusula de exclusión de la cobertura como lo es la carencia de habilitación para conducir, máxime cuando la exigencia de carnet habilitante configura una obligación de origen legal de obligatoria vinculación para el conductor (conf.

S., 13-4-98, LLLitoral, 1999-884).-

No desconozco que existe jurisprudencia que aproya la postura asumida por el juez de grado en cuanto se ha establecido que la falta de licencia para conducir es una cuestión administrativa y en determinados casos puede vincularse con una actitud de infracción reglamentaria que no excluye la cobertura de la compañía aseguradora (conf. C.S.L., 23-9-96 “G.M. y otros c/ K. s/ daños y perjuicios”).

Sin embargo, tal como he valorado en un precedente com juez de primera instancia (“F., L.I.C.M., O. s/

daños y perjuicios” expte. n° 110.561/2002 del 19 de marzo de 2010) considero -en este caso en particular- que la prueba aportada reseñada lleva necesariamente a coincidir con el planteo efectuado por la citada en garantía. En tanto el demandado tenía la licencia vencida con mas de nueve meses de anterioridad al acaecimiento del siniestro y la renovó más de nueve meses después del mismo, Fecha de firma: 03/08/2017 Alta en sistema: 16/08/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12085223#183983258#20170714100026500 esto es pasado el año de su vencimiento. El exceso en que ha incurrido no puede tornarse en este caso irrelevante a la hora de medir su responsabilidad y la influencia de dicha actitud desaprensiva con relación al cumplimiento de las normas.-

Es que se ha dicho que no infringe la cláusula contractual que libera al asegurador cuando, si bien el vehículo era conducido por persona no habilitada para hacerlo, el siniestro se produce dentro del plazo de los treinta días siguientes al vencimiento de la licencia habilitante siempre y cuando su renovación se produce dentro del mismo, de lo que se colige sin dudas que transcurrido dicho término sin la pertinente renovación no cabe considerar al titular habilitado para manejar desde el vencimiento de la habilitación (conf.

SCBA 9-6-04 “L.M.A. c/ Pacuzzo rolando y otro s/ daños y perjuicios”, elDial W17892).-

En concordancia con ello, esta S., con otra conformación, se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba