Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal, 29 de Septiembre de 2010, expediente 11.333

Fecha de Resolución29 de Septiembre de 2010

Causa Nro. 11333 -Sala II-

AMORÁN, R.O. s/ recurso de casación@

Cámara Nacional de Casación Penal 2010 - Año del B. REGISTRO Nro.: 17.248

la Ciudad de Buenos Aires, a los 29 días del mes de septiembre del año dos mil diez, se reúne la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal integrada por el doctor W.G.M. como P. y los doctores L.M.G. y G.Y. como Vocales, asistidos por el Prosecretario Letrado, doctor G.A., a los efectos de resolver el recurso interpuesto contra la sentencia de fs. 688/689, cuyos fundamentos obran a fs. 690/721 vta. de la presente causa n_ 11.333 del registro de esta Sala, caratulada: AMORÁN, R.O. s/rec. de casación@, representado el Ministerio Público Fiscal por el señor F. General doctor R.W. y la defensa por el doctor L.R..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto,

resultaron designados para hacerlo en primer término el juez doctor Luis M.

García y en segundo y tercer lugar los jueces doctores G.Y. y W.G.M., respectivamente (cfr. fs. 775).

El señor juez doctor L.M.G. dijo:

-I-

_

1_) El Tribunal Oral en lo Criminal N° 16 de esta ciudad, en la causa n° 2840/3039 de su registro, por sentencia de fecha 3 de junio de 2009,

cuyos fundamentos fueron dados a conocer el día 10 del mismo mes y año,

condenó a R.O.M. a la pena de tres años de prisión, cuyo cumplimiento dejó en suspenso a la pena conjunta de inhabilitación para conducir automotores de transporte público de pasajeros por el término de seis 1

años, y costas, como autor del delito de homicidio culposo agravado por haber sido ocasionado por la conducción imprudente, negligente, inexperta o antirreglamentaria de un vehículo automotor, en concurso real con lesiones culposas (arts. 26, 29, inc. 3°, 40, 41 45, 55, 84, segundo párrafo, y 94, primer párrafo, del C.P.). Asimismo, como condición de la suspensión de la ejecución de la pena de prisión impuso al nombrado, por el término de dos años, la obligación de fijar residencia y someterse al cuidado de un P. y de realizar cursos de capacitación para conducir vehículos de transporte público por un término no menor de cuatro meses (art. 27 bis, incs. 1 y 5, del C.P.)- (fs.

688/689 y fs. 690/721 vta.).

°

  1. ) Contra la sentencia de condena la defensa del imputado interpuso recurso de casación (fs. 725/737), el que fue concedido a fs. 738/738

    y mantenido en esta instancia a fs. 750.

    _

    3_) Con sustento en el motivo previsto en el inciso 1° del art. 456

    del C.P.P.N., el recurrente alegó que A. han violado las reglas de la sana crítica racional, toda vez que de las pruebas producidas en el debate no surge la certeza que se necesita para condenar@ (fs. 725 vta.).

    En primer lugar ataca la condena por el hecho del que resultó

    víctima fatal la señora B.M.S.. Criticó que el a quo hubiese tenido por cierto que la nombrada descendió del colectivo conducido por su asistido, indicando que tres de los testigos que declararon en el debate dijeron no haber visto el momento del accidente, por lo que no podían asegurar si la víctima se bajó de dicho vehículo, y que la sentencia se apoyó en los dichos del hijo de la damnificada, A. tiene un interés directo en el resultado de esta causa@ (fs. 728), y del testigo C.G., de cuya declaración, a criterio de la defensa, A. pudo comprobar las falsedades vertidas en la instrucción@, pues A. estuvo en el momento del hecho@ (fs. 728 vta.) y Amintió descaradamente@ (fs. 729 vta.). Agregó que contrariamente a lo que se señala en la sentencia, las declaraciones de la testigo R.B. y del 2

    Causa Nro. 11333 -Sala II-

    AMORÁN, R.O. s/ recurso de casación@

    Cámara Nacional de Casación Penal 2010 - Año del B. preventor L.S. no refuerzan lo dicho por el señor G., porque ninguno de los dos vio bajar a la víctima del colectivo.

    Continuó señalando que el informe pericial de fs. 151 no pudo determinar si la señora B.M.S.A. encontraba bajando del colectivo y sufrió una caída o si se encontraba sobre la vereda y/o calzada y por algún elemento externo cayó debajo del colectivo@ (fs. 728 vta.).

    Expresó que la circunstancia de que la conclusión pericial hubiese determinado que el colectivo tenía un movimiento con las puertas abiertas de 5

    a 10 km./h, A. según el a quo viene a demostrar que el colectivo se desplazó

    mientras S. estaba bajando [...] sólo corrobora que el colectivo tenía un leve movimiento con las puertas abiertas, pero en modo alguno puede deducirse que la damnificada se cayó del mismo con las puertas abiertas@ (fs.

    730 vta.).

    Agregó que si a criterio del a quo, el escaso espacio que habría entre el colectivo y el cordón, hacía improbable que la víctima se hubiese caído mientras caminaba por la vereda, más improbable sería la hipótesis de que aquélla se hubiese caído desde el colectivo, pues A. lógico hubiera sido que cayera a la vereda ya que el colectivo como se ha probado estaba correctamente detenido@ (fs. 730 vta.).

    Alegó que el a quo incurrió en contradicción porque por un lado sostuvo que el imputado en ningún momento miró por los espejos retrovisores,

    y luego reconoce que aquél afirmó que vio a dos personas jóvenes bajar (fs.

    731).

    A continuación se refirió al hallazgo en el cuerpo de la víctima de una sustancia medicinal -pentobarbital- que A. condiciones y cantidades normales [...] genera somnolencia y mareos@ y alegó que Ano hace falta una sobredosis para que dicha droga tenga esos efectos secundarios, basta con la 3

    dosis normal@ (fs. 731). Sobre esa base propusoque A. la propia Sra. S. quien aumentó el riesgo socialmente permitido (competencia de la víctima),

    que con su maniobra imprevista, desafortunada e imprudente (tal vez corrió el colectivo y como resultado de ello se resbaló con los pie hacia adelante y sobre la calle), es que produce lamentablemente el resultado luctuoso@. Y

    agregó que en virtud del principio de confianza A. se comporta en el tráfico de acuerdo a la norma puede y debe confiar en que todos los participantes en él también lo hagan@. Concluyó que en este caso, A. sido la propia víctima quien quebrantó tal principio, actuando de una manera imprudente, y provocando el siniestro@ (fs. 732).

    En lo que concierne al otro hecho por el que viene condenado R.O.M., en el que resultaron lesionadas tres pasajeras del colectivo que conducía a raíz de una frenada brusca, sostuvo la defensa que A. se pudo recabar la prueba de cargo suficiente que permita aseverar con absoluta certeza que (su) pupilo haya violado el deber objetivo de cuidado@ (fs. 735).

    En esa dirección, alegó que su asistido respetó la norma que se dice inobservada -el art. 42, inc. Ae@ de la ley 24.449-. Propone que el imputado Atuvo en cuenta la velocidad a la que circulaban [...], el largo del camión y la distancia a la que se encontraba [...] pero hubo una circunstancia que cambió todos los cálculos que había realizado (su) pupilo, esto es las varillas que sin ningún tipo de señalización sobresalían aproximadamente 2,5

    mts. del camión@. Agregó que ello fue advertido por el imputado Aen el mismo momento en que el camión terminaba de sobrepasarlo y en forma inmediata realiza una brusca frenada, [...] para evitar que dichas varillas se metan dentro del colectivo provocando posiblemente daños mucho mayores de los acontecidos@ (fs.735 vta.).

    Sostuvo que A. acuerdo a la velocidad de marcha la distancia que había entre la cola del camión y el colectivo era suficiente para realizar una frenada suave, pero dicha distancia se acortó con las mencionadas varillas metálicas@ (fs. 736), e invocó que en el caso era aplicable el art 34,

    Causa Nro. 11333 -Sala II-

    AMORÁN, R.O. s/ recurso de casación@

    Cámara Nacional de Casación Penal 2010 - Año del B. inc. 3 del C.P., argumentando que el imputado A. su accionar evitó un mal grave e inminente al que ha sido extraño, en razón de que fue el camión quien agravó el riesgo socialmente permitido transportando varillas metálicas que sobresalían@ (fs. 736).

    Sobre esa base solicitó la revocación de la condena y la absolución de su asistido respecto de los dos hechos por los que fue enjuiciado,

    ya fuese por acogerse las alegaciones de la defensa, o en subsidio por aplicación del art. 3 del C.P.P.N.

    De modo subsidiario, denunció la errónea aplicación de los arts.

    40 y 41 del C.P., por entender que A. pena de inhabilitación especial para conducir automotores implica la imposibilidad de trabajar y por ende ganarse el sustento propio necesario y el de los suyos@, la cual, agregó, Asumada a la edad de (su) pupilo impedirá en el futuro que vuelva a ejercer actividad (chofer de colectivo)@ (fs. 725 vta.).

    °

  2. ) En la oportunidad contemplada en el art. 465, primer párrafo,

    y 466 del C.P.P.N., el señor F. que actúa ante esta Cámara solicitó el rechazo de la remedio impetrado, por entender que Ael recurrente no demuestra mínimamente los defectos del decisorio que pondrían en evidencia transgresiones a la sana crítica@, sino que Aexterioriza divergencias de criterio [...] con lo resuelto por el a quo@, por lo que A. impugnación aparece orientada a provocar el reexamen de los medios probatorios que dan base a la sentencia@ (cfr. fs. 756/758 vta.).

    °

  3. ) A fs.775 se dejó debida constancia de haberse superado la etapa prevista por el art. 468 del C.P.P.N., en la que la querella y la defensa presentaron las breves notas obrantes a fs. 772 y 773/774 vta.,

    respectiva-mente. La querella entiende que Ala defensa hace una libre y arbitraria interpretación de los dichos de los testigos durante el debate,

    falseando y tergiversando también los demás medios probatorios [...]

    introduciendo hipótesis descabelladas@, mientras que la defensa reiteró

    algunos de los argumentos expuestos en la presentación casatoria.

    En esas condiciones, las actuaciones quedaron en estado de ser resueltas.

    -II-

    La decisión atacada es susceptible de ser recurrida ante esta instancia por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR