Sentencia Definitiva de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 5 de Junio de 2013, expediente C 116459

PresidenteKogan-Hitters-Negri-Soria
Fecha de Resolución 5 de Junio de 2013
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General:

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial resolvió en fs. 322/333 rechazar el recurso de apelación interpuesto por la actora -fs. 269- y en consecuencia confirmó la sentencia de primera instancia obrante en fs. 259/262 vta. Dicha resolución, a su turno, había desestimado la demanda de daños y perjuicios entablada por el Sr. A.G.M., reclamando la reparación de los daños y perjuicios padecidos por el fallecimiento de su hijo menor de edad, F. I.M. , en ocasión de haber sido embestido por el demandado, H.O.M., mientras conducía el camión con acoplado de su propiedad; demanda que hizo extensiva a la aseguradora citada en garantía: “Supercoop Cooperativa de Seguros limitada”.

Contra la aludida resolución de alzada se presenta el actor, por apoderado, e interpone recurso extraordinario de nulidad e inaplicabilidad de ley (fs. 335/367). En respuesta a la vista conferida y en atención a la materia debatida en autos, adelanto que sólo me expediré con relación al primero de los señalados recursos, propiciando su desestimación.

Plantea el recurrente que la Cámara ha omitido el tratamiento de cuestiones esenciales y que su decisión carece de la debida fundamentación, agravios que funda en los artículos 168 y 171 de la Constitución local. Sostiene en su pieza recursiva que la sentencia omite normas expresas, se basa en normas inexistentes e incurre en omisión de cuestiones esenciales, en reiteradas oportunidades.

Puntualmente, indica que el pronunciamiento resulta equívoco, al sostener que su parte no ha expresado agravio respecto del pedido de nueva pericia, ni tampoco ha replanteado prueba en la segunda instancia, vicio que lo torna nulo. Al contrario, sostiene que sí se expresaron los agravios respectivos y se pidió el replanteo de la prueba denegada. Afirma que dicha omisión resulta trascendente, acarreando tal déficit la nulidad del decisorio. Dedica luego, extensos párrafos a la reseña de aquellos escritos en los cuales, a su entender, fueron vertidos los agravios relativos a la pericia cuestionada y la necesidad y requerimiento de realizar una nueva prueba pericial en la Alzada.

Tal como ya hube de adelantar, el recurso no puede prosperar. De hecho, es reiterada doctrina legal de V.E. la que sostiene que no pueden formularse a través del recurso extraordinario de nulidad, alegaciones de índole probatoria, porque su deficiente examen o eventual ausencia de tratamiento no configuran una “omisión de cuestión esencial”, relevante a los fines casatorios (en causas Ac. 45.174, sent. del 21-V-1991; Ac. 51.583 sent. del 17-X-1995; Ac. 77.654, sent. del 1-IV-2004; Ac. 83.431, sent. del 16-VI-2004; C.92.586, sent. del 10-III-2011; e.o.).

Además, fluye también de los pronunciamientos de V.E., la doctrina que establece que este tipo de cuestiones probatorias, y en particular las que puedan versar sobre la existencia de una eventual preterición de alguna pieza de dicha naturaleza, como la supuesta infracción de las normas procesales que se refieren a la apreciación del material probatorio por parte del Tribunal de origen son ajenas al ámbito del recurso extraordinario de nulidad, porque no constituyen cuestión esencial en los términos del art. 168 de la Constitución de la Provincia (doctrina de causas Ac. 85.571, sent. del 14-IX-2005, C. 94.832 sent. del 18-III-2009; C. 102.682 sent. del 10-VIII-2011; e.o.).

En ese orden de ideas, no resultando cuestión esencial en los términos del art. 168 de la Constitución Provincial la impugnación a la prueba pericial, así como su solicitud de replanteo, a la luz de la doctrina legal citada, no cabe otra posibilidad que proponer a V.E. su desestimación (art. 298 del C.P.C.C.B.A.).

Así lo dictamino.

La Plata, 28 de diciembre de 2011 - J.A. de Oliveira

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 5 de junio de 2013, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores K., Hitters, N., S., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 116.459, "M., A.G. contra M., H.O. y otro. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial Junín confirmó lo resuelto por el magistrado de la instancia de origen, quien, a su turno, rechazara la demanda por daños y perjuicios articulada por A.G.M. contra H.O.M., y "Segurcoop Cooperativa de Seguros Limitada", citada en garantía (fs. 322/330).

Se interpusieron, por el apoderado del actor, recursos extraordinarios de nulidad e inaplicabilidad de ley (fs. 335/367).

Oído el señor S. General, dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar las siguientes

C U E S T I O N E S

  1. ) ¿Es fundado el recurso extraordinario de nulidad?

    Caso negativo:

  2. ) ¿Lo es el de inaplicabilidad de ley?

    V O T A C I Ó N

    A la primera cuestión planteada, la señora Jueza doctora K. dijo:

    1. Las presentes actuaciones se inician con motivo de la demanda por daños y perjuicios interpuesta por A.G.M. contra H.O.M., dirigida a reclamar el resarcimiento por los padecimientos que alega haber experimentado con motivo del fallecimiento de su hijo menor de edad, acaecido como consecuencia del accidente de tránsito en el que se viera involucrado, en circunstancias en que, según relata, el día 30 de Julio de 2007, el niño se encontraba transitando en bicicleta, cuando es rozado por el acoplado del camión conducido por el accionado, lo que lo desestabiliza provocando su caída sobre la cinta asfáltica, siendo pisado por el vehículo mayor, produciéndose su deceso a raíz de las graves heridas sufridas. Asimismo, se cita en garantía a "Segurcoop Cooperativa de Seguros Limitada" (fs. 11/21 vta.).

      A fs. 53/58 se presenta el apoderado de la mencionada firma aseguradora, contesta demanda e invoca la ruptura del nexo causal por haber mediado culpa de la víctima y/o de un tercero.

      Luego, a fs. 77/83 vta., comparece el demandado M., contesta demanda y expone su versión de lo ocurrido. Alega, asimismo, que se produjo la ruptura del nexo causal y que se encuentra configurada la culpa de un tercero por quien no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR