Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 23 de Noviembre de 2018, expediente CNT 072483/2015/CA001

Fecha de Resolución23 de Noviembre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 72.483/2015/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA.82237 AUTOS: “M.S.L.J. C/ DITECAR S.A. S/

DESPIDO” (JUZGADO Nº 41).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 23 días del mes de noviembre de 2018 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

  1. La sentencia de la instancia anterior admitió la acción incoada y esa decisión (v. fs. 374/404 vta.) motiva la queja de la parte demandada a fs. 473/482, escrito que recibiera réplica de la parte contraria a fs. 485/491 vta.

  2. Los agravios de la parte demandada se encuentran dirigidos a cuestionar el decisorio de grado que hizo lugar a los reclamos salariales e indemnizatorios.

    Afirma la recurrente que el magistrado no tomó en consideración a la totalidad de las pruebas producidas en su conjunto y que, a su criterio, el sentenciante se limitó a efectuar una interpretación incompleta y parcial de los hechos debatidos para arribar a una solución arbitraria y carente de fundamento. Señala también que en la valoración realizada no se tuvo en cuenta la categoría laboral del actor y las consecuencias que su conducta produjo en el ambiente de trabajo, sin soslayar la falta de antecedentes disciplinarios o que no se otorgara oportunidad de formular un descargo. Cuestiona también el dictamen pericial contable respecto al monto de las comisiones reclamadas, la operatividad de la facultad prevista por el art. 56, RCT y el quamtum de las comisiones adeudadas.

    Sin embargo, entiendo que lo postulado en los agravios denominados primero a quinto de la presentación recursiva no sólo no rebaten de manera eficaz los argumentos expuestos en la sentencia de grado, para resolver del modo en que se hizo, sino que la apelante ni siquiera toma en cuenta aspectos centrales del fallo cuestionado.

    Destaco que la apelante omite considerar que, contrariamente a lo sostenido en el memorial, el sentenciante analizó detenidamente las pruebas rendidas en autos y consideró que los testimonios rendidos resultaron insuficientes para justificar los términos del distracto, que no fueron claramente demostradas las amenazas ni los insultos denunciados y que, en todo caso, se trató de una discusión subida de tono sobre un tema laboral, entre pares, en un ambiente sin público que hubiera merecido una Fecha de firma: 23/11/2018 Alta en sistema: 26/11/2018 1 Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA #27696361#222332896#20181123100118687 sanción disciplinaria, pero que no tenía suficiente entidad para justificar la disolución del vínculo de trabajo.

    Así pues, la apelante pone énfasis en aspectos probatorios de la lid, pero advierto que no se hace cargo del argumento central de la sentencia cuestionada respecto a la falta de entidad injuriante de la conducta del actor para justificar su despido con causa.

    De esa forma, en los términos planteados, no encuentro atendible las quejas de la accionada porque -amén de compartir las conclusiones del magistrado que me precede-

    la apelante parece soslayar dicho razonamiento ya que en su memorial recursivo no se hace cargo de la totalidad de los fundamentos de la decisión cuestionada, omisión que sella desfavorablemente la suerte del agravio (conf. art. 116, L.O.).

    Sin perjuicio de lo expuesto, conviene recordar que la expresión de agravios debe contener la fundamentación destinada a impugnar la sentencia con la finalidad de obtener su modificación o revocación. Concretamente, se trata del acto procesal en el cual el recurrente expresa los motivos de su apelación, refutando - total o parcialmente-

    las conclusiones de la sentencia, respecto de los hechos y de la valoración de la prueba o de la aplicación de las normas jurídicas, extremos que, como vengo anticipando, no encuentro cumplidos en la especie. De esa manera, encuentro que las manifestaciones recursivas se limitan a disentir de las conclusiones de la sentencia de grado, en términos que no logran modificar sus conclusiones. En efecto, así como se encuentran planteadas, no resultan suficientes para conmover los argumentos brindados, porque no abordan los fundamentos del decisorio de manera crítica y razonada (conf. art. 116, L.O.).

    La apelante insiste en sustentar su postura relativa a la arbitrariedad de la valoración realizada por el sentenciante y a la entidad convictiva de la prueba producida por su parte. Pero, como se dijo, más allá del tenor de la queja en análisis, las críticas esbozadas carecen de relevancia a los fines pretendidos por la apelante porque no encuentro un razonamiento lógico que permitiera advertir en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR