Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 3 de Octubre de 2017 (caso MONTIEL MARIA LORENA c/ OCULARIUS S.A. Y OTROS s/DESPIDO)

Fecha de Resolución: 3 de Octubre de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 25463/2012/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA.80657 AUTOS: “MONTIEL, M.L. C/ OCULARIUS S.A. Y OTROS S/

DESPIDO” (JUZG. Nº 63).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 3 días del mes de octubre de 2017 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia obrante a fs. 619/634 se alzan los demandados Ocularius S.A. y R.A.Z. y la parte actora, conforme surge de los agravios expuestos a fs. 638/650 vta. y fs. 652/654 vta., respectivamente, quienes a su vez contestaron agravios a fs. 665/667 y 668/vta. A fs. 636, el perito contador E.P.M., apeló sus honorarios.

II) La señora jueza "a quo" hizo lugar a la demanda en cuanto perseguía el cobro de rubros salariales e indemnizatorios, pues estimó que la actora acreditó la existencia del contrato de trabajo subordinado invocado en sustento de aquellos.

Analizaré el planteo recursivo articulado por los demandados que en primer lugar discute el carácter del vínculo que unió a la actora con la accionada O.S.A., pero estimo que su planteo no puede ser aceptado.

Reconocida por la accionada la prestación de servicios por parte de la actora, cobra operatividad la presunción contenida en el art. 23 RCT (t.o.) y por ende corresponde presumir que nos encontramos frente a un contrato de trabajo de acuerdo a lo establecido en el art. 21 del mismo cuerpo legal, salvo que la accionada acreditare la figura jurídica que invocó en su defensa, a saber: la locación de servicios.

En ese orden de ideas sostiene la recurrente que la sentenciante de grado no ha valorado adecuadamente las declaraciones testimoniales obrantes en autos, pero estimo que no le asiste razón, pues a mi juicio no controvierte con las exigencias del artículo 116 de nuestra ley ritual, los argumentos esgrimidos por la jueza “a quo” para atribuir o desestimar la eficacia probatoria de los todos los testimonios minuciosamente analizados en el decisorio cuestionado.

La circunstancia apuntada en el recurso relativa a que la actora prestaba sus servicios profesionales a favor de terceros ajenos a esta litis, no es atendible en tanto la exclusividad no es un rasgo excluyente en el análisis de las circunstancias fácticas que rodean al contrato de trabajo. La falta de exclusividad no es un incompatible con la existencia de una relación de dependencia.

Fecha de firma: 03/10/2017 Alta en sistema: 04/10/2017 1 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20493973#190016924#20171003093538050 Lo que perfila esto último sin duda es la prestación de servicios personales enmarcados en el engranaje de una organización empresarial que le es ajena a la cual se encuentra incorporado de manera orgánica, estable y continuada, sin correr con los riesgos empresarios propios.

Que la actora haya facturado honorarios, que haya guardado silencio y no efectuado reclamos a lo largo de su vinculación con la demandada o que haya prestado servicios a favor de otras personas de forma autónoma o desarrollado su profesión de manera independiente y en su propio beneficio, no modifica la naturaleza laboral del vínculo dado que la exclusividad no es una nota esencial del contrato de trabajo.

Lo cierto es que más allá de como las partes decidan denominar o instrumentar su relación, es el juez laboral el indicado para desentrañar la naturaleza jurídica del vínculo habido y, en el presente las pruebas rendidas en autos ratifican la existencia de un contrato de trabajo subordinado, en tanto la actora ha prestado sus servicios personales como odontóloga a favor de la empresa de salud demandada en la atención de pacientes de ésta última en virtud de la vinculación comercial que la misma mantenía con OSECAC, en consultorios y con instrumental propiedad de Ocularius S.A.

y de acuerdo a pautas de organización por esta dispuestas, todo ello a cambio de una contraprestación (art. 21, RCT –t.o.-).

Por lo dicho estimo que corresponde confirmar este segmento del fallo en crisis.

Siguiendo con el orden de los agravios impuestos por las demandadas, analizaré la queja que cuestiona la procedencia de las multas contempladas por la ley 24.013, pero a mi juicio su planteo es improcedente en tanto ha quedado acreditado en autos la existencia de un contrato de trabajo que la empleadora Ocularius S.A. ha mantenido fuera de la registración legal exigida (conf. art. 7, Ley 24.013) y la actora ha dado cumplimiento con la requisitoria formal prevista por el art. 11 de dicho cuerpo legal.

En cuanto al agravio dirigido contra el monto por el cual fue admitida la indemnización contemplada por el arts. 8 de la LNE, el planteo de las demandadas será

de recibo en tanto no se ajusta a lo dispuesto por el art. 116, L.O., en tanto no indica concretamente cuál es el error técnico en que ha incurrido la sentenciante anterior, sino que se limita a expresar disconformidad con lo decidido, rescatando el cálculo efectuado por el experto contable, respecto del cual tampoco expresa porqué eventualmente lo consideraría correcto.

Corresponde que acceda en cambio al planteo recursivo de la parte actora respecto del cálculo específico de la indemnización del art. 8 de la LNE.

En cuanto a la remuneración a considerar a los fines de determinar su monto, cabe señalar que el art. 8 de la LNE en su 1º párrafo dispone que: “El empleador Fecha de firma: 03/10/2017 Alta en sistema: 04/10/2017 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20493973#190016924#20171003093538050 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V que no registrare una relación laboral abonará al trabajador afectado una indemnización equivalente a una cuarta parte de las remuneraciones devengadas desde el comienzo de la relación laboral, computadas a valores reajustados de acuerdo a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA