Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 10 de Septiembre de 2003, expediente L 81184

Presidentede Lázzari-Salas-Kogan-Roncoroni-Genoud
Fecha de Resolución10 de Septiembre de 2003
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 10 de setiembre de dos mil tres, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresde Lázzari,S.,K., R., G., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 81.184, “Montes de Oca, N.O. contra Telefónica de Argentina S.A. Indemnización enfermedad accidente”.

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo nº 1 de Bahía Blanca rechazó la demanda promovida, con costas a la parte actora.

Esta dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor de L. dijo:

  1. El tribunal interviniente rechazó la demanda incoada por N.O.M. de Oca contra “Telefónica de Argentina S.A.” en procura del cobro de indemnización por incapacidad derivada de la enfermedad accidente que padece (hipoacusia perceptiva bilateral), con sustento en el derecho común.

    Consideró que no se verificaron los presupuestos fundamentales del art. 1113 del Código Civil, que hagan viable la acción interpuesta (conf. sentencia, fs. 139 vta.).

  2. El apelante denuncia absurdo en la valoración de la prueba y violación de los arts. 44 inc. “d” de la ley 11.653; 1109, 1113 y 2311 del Código Civil y de doctrina legal que cita.

  3. El recurso debe prosperar.

    1. El tribunal de la causa tuvo por no justificada la patología discapacitante denunciada en la demanda.

      Se apartó de las conclusiones de la pericia médica indicando que carecía del suficiente rigor científico y directo; puesto que el profesional médico no tomó contacto personal con el actor, quien había fallecido a la fecha de producción de la prueba (conf. veredicto, segunda cuestión, fs. 135 vta./136).

      Si bien es cierto que el art. 44 inc. “d” de la ley 11.653 confiere amplias facultades a los jueces del trabajo para apreciar el mérito y eficacia de la pericia médica, de cuyas conclusiones pueden apartarse habida cuenta que carecen de efectos vinculantes, no lo es menos que la desestimación de la opinión del experto debe fundarse en argumentos científicos capaces de desvirtuarla, so pena -tal como en la especie- de incurrir en absurdo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR