Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 16 de Febrero de 2017 (caso MONTEQUIN CIFUENTES MARIA LUISA ELVIRA c/ DOTA S.A. DE TRANSPORTE AUTOMOTOR Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS(ACC.TRAN. C/LES. O MUERTE))

Fecha de Resolución:16 de Febrero de 2017
Emisor:Camara Civil - Sala D
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D Expediente Nº 89.181/10 “MONTEQUIN CIFUENTES, María Luisa Elvira c/ DOTA S.A. de Transporte Automotor y otros s/

daños y perjuicios”. Juzgado Nº 42.-

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de febrero de dos mil diecisiete, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, Sala “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “MONTEQUIN CIFUENTES, María Luisa Elvira c/ DOTA S.A. de Transporte Automotor y otros s/ daños y perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores Patricia Barbieri, Osvaldo Onofre Álvarez y Ana María Brilla de Serrat.

A la cuestión propuesta la doctora Patricia Barbieri, dijo:

I) Apelación y Agravios.

La parte actora apeló la sentencia a fs. 280, recurso que fue concedido libremente a fs. 281. Expresó agravios a fs. 308/17 cuyo traslado fue contestado por las contrapartes a fs. 324. Se queja de los reducidos montos acordados para resarcir la incapacidad física y psíquica sobreviniente, el tratamiento psicológico y los gastos de asistencia médica, farmacia y de traslados.

La parte demandada y la citada en garantía apelaron la sentencia a fs. 283 con recurso concedido libremente a fs. 286.

Expresaron agravios a fs. 319/22 cuyo traslado fue respondido por la parte actora a fs. 325/7. Cuestionaron la decisión del sentenciante en cuanto atribuyó la responsabilidad total del evento a sus mandantes.

Fecha de firma: 16/02/2017 Firmado por: BARBIERI PATRICIA BRILLA DE SERRAT ANA MARÍA R. OSVALDO ONOFRE ÁLVAREZ, JUECES DE CAMARA #12345776#172006637#20170216095629091 Refieren que estaba en cabeza de la parte actora probar la responsabilidad del chofer en el hecho. Que no ha aportado declaración testimonial que avale sus dichos ni su versión de los hechos por lo que en definitiva no se ha probado la mecánica del accidente en forma fehaciente ni la supuesta negligencia del chofer demandado. Alegan que por el contrario, se acreditó la culpa de la víctima. Criticaron además los montos acordados para resarcir la incapacidad sobreviniente, el daño moral y los gastos médicos por considerarlos excesivos. Asimismo se quejan de la extensión de la condena a la citada en garantía en tanto dicen que el “a quo” aplicó al caso la doctrina plenaria sentada en el fallo “Obarrio”, no contemplando la franquicia pactada en la póliza de seguros y denunciada en autos. Por último discrepan con la tasa de interés fijada por el sentenciante solicitando se modifique y se establezca que una tasa pura del 6% anual o tasa pasiva desde el hecho hasta la condena firme y recién desde allí la tasa activa.

II) La sentencia A fs. 269/79 se dictó sentencia admitiendo la demanda interpuesta por la actora, condenando a DOTA S.A. de Transporte Automotor y Armando Luis Flores a abonar al accionante la suma de $111.300 con más los intereses y las costas del proceso. Asimismo, hizo extensiva la condena a la aseguradora Argos Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros, declarando la inoponibilidad de la franquicia denunciada. Por último, reguló los honorarios de los profesionales intervinientes.

Consideró probados los hechos en los que la actora sustentó su pretensión. Tuvo por acreditada la producción del accidente y las lesiones sufridas por la Sra. Montequin, sin que los demandados hayan desplegado actividad alguna que permita enervar la Fecha de firma: 16/02/2017 Firmado por: BARBIERI PATRICIA BRILLA DE SERRAT ANA MARÍA R. OSVALDO ONOFRE ÁLVAREZ, JUECES DE CAMARA #12345776#172006637#20170216095629091 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D responsabilidad que objetivamente le impone el art. 184 del Código de Comercio.

Concedió la cantidad de $75.000 en concepto de incapacidad sobreviniente, $4.800 para un tratamiento psicológico, $30.000 en concepto de daño moral y $1.500 para cubrir los gastos de atención médica, traslados y medicamentos.

III) La Solución.

En primer lugar debo señalar que conforme ha sido sostenido reiteradamente, no me encuentro obligada a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (CSJN, Fallos:

258:304; 262:222; 265:301; 272:225, etc.).

Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino aquellas que estime apropiadas para resolver el caso (CSJN, Fallos: 274:113; 280:320; 144:611).

  1. Atribución de Responsabilidad:

Como dijéramos anteriormente, la parte demandada y citada en garantía cuestionaron la decisión de la sentenciante en cuanto atribuyó

la responsabilidad total del evento a sus representadas.

Brevemente recordemos que el reclamo fue efectuado por la actora, María Luisa Elvira Montequin Cifuentes, en virtud de los daños y perjuicios padecidos el día 23 de octubre de 2009, a las 11:20 hs. aproximadamente en ocasión en que la reclamante ascendiera al colectivo de la línea 44 interno 211 se acercó al chofer para consultarle al chofer sobre el recorrido. Indica que ante la respuesta afirmativa del conductor se dirigió hacia la máquina expendedora y antes de abonar el pasaje, el demandado se apuró en informarle que no circulaba por la avenida San Martín, sino que cruzaba esa arteria, razón por la cual decidió descender de la unidad. Afirma que inició la Fecha de firma: 16/02/2017 Firmado por: BARBIERI PATRICIA BRILLA DE SERRAT ANA MARÍA R. OSVALDO ONOFRE ÁLVAREZ, JUECES DE CAMARA #12345776#172006637#20170216095629091 bajada por la puerta delantera y antes de concluirlo, de manera inesperada el conductor del colectivo inició la marcha, arrancando de manera brusca e imprudente con la puerta abierta, por lo cual la actora perdió el equilibrio cayendo sobre el cordón de la acera, sufriendo politraumatismos varios.

Recordemos también que las demandadas y la aseguradora admitieron la ocurrencia del hecho en el día y hora señalados por la actora, aunque efectuaron un relato de los hechos diferente indicando que la Sra. Montequin subió el primer escalón y consultó al chofer si iba por la avenida San Martín, respondiéndosele que la dejaría en San Martín y Trelles, razón por la cual la actora decidió no viajar y en momentos en que estaba bajando del colectivo, perdió el equilibrio y cae sentada sobre la vereda. Concluyeron que el chofer la asistió y junto con un policía de la estación solicitaron la presencia del SAME.-

Entrando al fondo del asunto, he de precisar que en el caso la propia demandante señaló no haber perfeccionado el contrato con la demandada, ascendió al colectivo y por su propia voluntad decidió no viajar pues el recorrido que ofrece la línea en cuestión, al parecer, no era de su conveniencia.

Es por ello que en atención a la particularidad del caso, entiendo que no corresponde la aplicación del art. 184 del Código de Comercio, pues la Sra. Montequín no llegó a convertirse en pasajera de ese colectivo.

Frente a ello, sabido es que el art. 1.113, segunda parte “in fine”

del Código Civil vigente a la época del accidente de esta litis (y que encuentra su correlato en los arts. 1722, 1725, 1737, 1749, sgtes. y conc. del Código Civil y Comercial) ha incorporado al ordenamiento normativo como fuente de responsabilidad, el riesgo creado. Cuando el daño se produce por el riesgo o vicio de la cosa, o sea cuando aquél se origina en virtud de que ha actuado una cosa que presenta riesgo o vicio, la responsabilidad está a cargo...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS