Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala A, 11 de Septiembre de 2019, expediente CIV 066250/2016

Fecha de Resolución11 de Septiembre de 2019
EmisorCamara Comercial - Sala A

Poder Judicial de la N.ión En Buenos Aires, a los 11 días del mes de septiembre de dos mil diecinueve, se reúnen los Señores Jueces de C.ara en la S. de Acuerdos, con la asistencia de la Señora Secretaria de C.ara, para entender en los autos caratulados “MONTENEGRO S.R. C/ COMAFI FIDUCIARIO FINANCIERO

S.A. Y OTROS S/ ORDINARIO” (Expediente Nº 66250/2016), originarios del Juzgado del Fuero N° 15, Secretaría N° 30, en los cuales, como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo establecido por el art. 268 del CPCCN, resultó

que los Sres. Jueces de esta S. deben votar en el siguiente orden: V.N.° 3,

V.N.° 1 y V.N.° 2. Sólo intervienen la D.M.E.U.(.N.° 3) y el D.A.A.K.F. (V.N.° 2) por hallarse vacante el restante cargo de J. de esta S. (art. 109, Reglamento para la Justicia N.ional).

Estudiados los autos se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, la Señora J.a de C.ara, la Dra. M.E.U. dijo:

  1. Los hechos del caso.

    1. ) En fs. 35/9 se presentó S.R.M. por derecho propio y con patrocinio letrado, y promovió demanda por daños y perjuicios contra Banco C. S.A., Banco Industrial S.A. y Gestión Legal S.A. por la suma de $

      200.000, con más los respectivos intereses, costas del pleito, depreciación monetaria si la hubiere, y la sanción que se disponga en concepto de daño punitivo.

      Relató que el 06.01.12 accedió a un préstamo dinerario a través del Banco Industrial S.A. por el cual recibió la suma de $ 11.836,88 que pactó devolver en 18 cuotas de $ 1.045,88 los días 10 de cada mes a partir del 10.02.12.

      Indicó que por problemas económicos ajenos a su voluntad, solo pudo hacer frente al pago de dos (2) de las dieciocho cuotas.

      Señaló que el banco se contactó con él, a través del estudio jurídico “De Las Casas”, a fin de que regularizara la deuda, siendo que el 05.11.13 firmó un convenio de pago de 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas de $ 1.127,42.

      Fecha de firma: 11/09/2019

      Alta en sistema: 21/10/2019

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

      Poder Judicial de la N.ión Afirmó que en marzo de 2016, luego de haber abonado regularmente treinta (30) de las cuotas referidas, lo contactaron del estudio Gestión Legal S.A.

      reclamándole “de muy mal modo, en forma grosera, con falta de respeto y de manera amenazadora, humillante, haciéndolo sentir menoscabado y poniéndolo en posición de mala persona” (sic fs. 35 vta.) por tener una deuda con el Banco Industrial. Añadió que, en esa oportunidad, informó que cancelaba las cuotas a través de un estudio jurídico y que, igualmente, lo amenazaron con embargarle sus bienes.

      Expresó que, frente a ello, se comunicó con el estudio De Las Casas donde le informaron que debía tratarse de un error ya que sus pagos habían ingresado en el Banco C. S.A. como actual propietario de la cartera morosa. Aseguró que no fue notificado de dicha cesión, en infracción a lo previsto por los artículos 1618,

      1620, 1636 y ccdtes. del CCCN.

      Adujo que la insistencia del estudio Gestión Legal llegó demasiado lejos, mandándole incluso varios mensajes de texto en los que le informaban que se presentaría un oficial de justicia en su domicilio a relevar los bienes a embargo -

      subasta, generándole a él y a su familia un agravio, un estado de indefensión,

      angustia y desesperación, al no saber qué hacer y cómo actuar, más aún, cuando estaba cumpliendo con el pago de las cuotas acordadas. Agregó que también le ofrecieron un nuevo plan de pagos para evitar el embargo (v. fs. 36 in fine).

      Sostuvo que la forma de los agravios, las mentiras y el tono imperativo de voz empleado en cada una de las llamadas amenazantes, denotaba un modus operandi habitual en violación flagrante del art. 8 bis de la ley 24.240 (LDC).

      Destacó que la conducta reprochable desplegada por el estudio Gestión Legal, bajo las órdenes del Banco C., se encuadra dentro de las prohibiciones previstas por los artículos 8 bis y 52 bis de la LDC.

      Ofreció prueba.

      Finalmente, tras describir los perjuicios sufridos, precisó los daños,

      reclamando la suma de $ 200.000 en concepto de daño moral y la aplicación de una sanción económica en concepto de daño punitivo.

      Fecha de firma: 11/09/2019

      Alta en sistema: 21/10/2019

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

      Poder Judicial de la N.ión 2.) A fs. 40/2 de declaró la incompetencia de la Justicia C.il para entender en el sub examine y, a fs. 45/6, las presentes actuaciones fueron recibidas en Sede Comercial, donde se imprimió el trámite correspondiente al juicio ordinario.

    2. ) Conferido el pertinente traslado de ley, a fs. 135/44 se presentó

      Banco Industrial S.A. por intermedio de apoderado, y contestó la demanda instaurada en su contra solicitando su rechazo con expresa imposición de costas.

      Luego de efectuar una negativa pormenorizada de los extremos basales del pleito y de desconocer la autenticidad de la documentación acompañada por el actor que -posteriormente- no fuera expresamente reconocida por su parte,

      opuso la excepción de falta de legitimación pasiva.

      Reconoció haber celebrado con el accionante el contrato de mutuo Nº

      901*508529 con fecha 26.12.11 por la suma de $ 11.836,88, a ser cancelado mediante el pago de 18 cuotas. Agregó que el incumplimiento del actor en el pago de las cuotas, motivó el reconocimiento de deuda y plan de pagos de fecha 05.11.13.

      Aclaró que con posterioridad (en diciembre de 2013), celebró un contrato de cesión de créditos con C.F.F.S. en su carácter de fiduciario del Fideicomiso Financiero Privado Forli, mediante el cual le cedió la cartera de créditos en la que se encontraba la refinanciación referida, cesando así, su carácter de acreedor en la relación de marras.

      Destacó que los dos supuestos del daño invocado por el Sr.

      Montenegro en la demanda consisten en i) la falta de notificación de la cesión referida; y, ii) el trato amenazante, vejatorio y humillante ejercido por Gestión Legal S.A. al exigirle el pago del crédito cedido.

      En relación al primer punto, indicó que la cláusula 7° del contrato N°

      901*508529 establecía expresamente la conformidad del deudor para que “en cualquier momento, aún con posterioridad al incumplimiento, el banco transfiera el presente crédito […] en el supuesto de optar por le cesión prevista en los arts. 70 a 72 de la ley 24.441 (Ley de Fideicomiso), la cesión del crédito y su garantía podrá

      hacerse sin notificación al deudor y tendrá validez desde su fecha de formalización…” (sic fs. 137). Añadió así, que fue el propio deudor quien lo autorizó

      a ceder el crédito a un fideicomiso.

      Fecha de firma: 11/09/2019

      Alta en sistema: 21/10/2019

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

      Poder Judicial de la N.ión En el mismo sentido, refirió que, a todo evento, la notificación de la cesión se encontraba a cargo del cesionario en virtud de lo dispuesto por la cláusula 7.1 del contrato.

      Sostuvo que el actor no puede responsabilizar a su parte por el presunto trato inequitativo, indigno y vejatorio incurrido por el estudio Gestión Legal S.A., al resultarle manifiestamente ajeno. Refirió que, del “Anexo A” del contrato, surge la nómina de estudios dedicados a realizar las cobranzas de los créditos, sin figurar el estudio codemandado.

      Adujo desconocer el vínculo habido entre Gestión Laboral y C. Fiduciario, reiterando la clara e indubitable falta de legitimación pasiva.

      Postuló la improcedencia de los rubros indemnizatorios reclamados (daño moral y daño punitivo).

      Ofreció prueba.

    3. ) Del proveído obrante a fs. 165, se advierte que la contestación de demanda de Gestión Legal S.A. -de fs. 146/64- fue desglosada y se la tuvo por no presentada, toda vez que no fue incorporada la respectiva copia digital al sistema, (v.

      fs. 180 y 182).

    4. ) A fs. 170/75 se presentó Banco C. S.A. por intermedio de apoderado, y opuso excepción de falta de legitimación pasiva alegando que no era el titular de la cartera morosa del Banco Industrial S.A., que no le fue cedido crédito alguno contra el actor y que no se incorporaron a la causa pruebas que permitan vincular a su parte con el conflicto suscitado.

      Luego de una negativa de los hechos que no fueran objeto de su expreso reconocimiento y de desconocer la documental acompañada al inicio, en subsidio, contestó demanda solicitando su rechazo con expresa imposición de costas.

      Afirmó nuevamente que el accionante nunca registró cuentas corrientes, cajas de ahorro, plazos fijos, cuentas título, préstamos, etc. en el Banco C., y que tampoco fueron cedidos a su favor créditos de ninguna naturaleza en relación al Sr. Montenegro.

      Fecha de firma: 11/09/2019

      Alta en sistema: 21/10/2019

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado(ante mi) por: M.V.B., SECRETARIA DE CÁMARA

      Poder Judicial de la N.ión Añadió que no surge de autos prueba alguna que identifique la deuda a la cual refiere el reclamo efectuado por Gestión Laboral S.A. y que no existe relación de causalidad entre la institución bancaria y los hechos dañosos invocados al inicio.

      Se expidió sobre la improcedencia de los rubros indemnizatorios reclamados, ofreció prueba y fundó en derecho.

    5. ) A fs. 177/8 el actor enderezó la demanda iniciada, contra C.F.F.S. en su carácter de fiduciario del Fideicomiso Financiero Privado Forli.

      El Magistrado de grado acogió dicha solicitud teniendo por parte a C.F.F.S., como así también admitió las excepciones de falta de legitimación pasiva opuestas por Banco Industrial S.A. y Banco C. S.A.,

      sin costas atento que el accionante pudo creerse con derecho a demandar como lo hizo (v. fs. 180/1).

    6. ) Corrido el pertinente traslado de ley, a fs...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba