Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 9 de Septiembre de 2019, expediente CNT 063957/2013/CA001

Fecha de Resolución 9 de Septiembre de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 114469 EXPEDIENTE NRO.: 63957/2013 AUTOS: M.P.J. c/ ERCOLANO HNOS SA Y OTRO s/

ACCIDENTE - ACCION CIVIL VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 09 de septiembre de 2019, reunidos los integrantes de la S. II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar en lo principal las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial respecto de la acción fundada en normas del derecho del trabajo; y desestimó el reclamo fundado en el derecho civil.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de A.zada, interpuso recurso de apelación la parte actora, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (fs. 583/607). El perito contador y la representación y patrocinio letrado de la parte actora apelan los honorarios regulados en su favor por estimarlos reducidos (fs. 581; y fs. 583); en tanto la parte actora apela los honorarios regulados en favor de la representación y patrocinio letrado de las codemandada, y de los peritos actuantes, por considerarlos elevados (fs. 583).

  1. fundamentar el recurso, se agravia la parte actora, por cuanto el sentenciante no haya considerado acreditado que el despido del actor respondió a una actitud discriminatoria de la exempleadora. Cuestiona que el Sr. Juez a quo no haya hecho lugar a la indemnización del art. 80 de la LCT; así como que haya desestimado el reclamo por daños y perjuicios por falta de ingreso de las contribuciones al Seguro de Retiro Complementario “La Estrella”. Objeta la desestimación al pago de la sanción prevista en el art. 132 bis de la LCT.

    Por último, objeta que, frente al rechazo del reclamo fundado en el derecho civil, no haya hecho lugar al resarcimiento con fundamento en la LRT, interpuesto en subsidio en la demanda.

    Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente Fecha de firma: 09/09/2019 A.ta en sistema: 12/09/2019 analizar los agravios en el orden y del modo que he de exponer a continuación.

    Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.S.R., SECRETARIO INTERINO #19839087#243368671#20190910124725036 Se agravia la parte actora, por cuanto el sentenciante no consideró acreditado que el despido del actor haya respondido a una actitud discriminatoria de la exempleadora.

    Ahora bien, llega firme a la alzada la conclusión del sentenciante según la cual el despido dispuesto por la empleadora no se basó en causa legítima; por lo que, a la luz de los agravios puestos a consideración de esta A.zada, sólo debe determinarse, si la decisión adoptada encubrió una motivación discriminatoria.

    Sentado ello, cabe señalar que, respecto del daño moral por discriminación el Sr. Juez concluyó que: “…En cuanto al rubro indemnización por discriminación adelanto que será desestimado. Digo esto por cuanto tratándose de una cuestión de hechos y prueba entiendo que no se encuentra debidamente acreditado. Ni siquiera se enuncian, en la demanda, los hechos que hubieran constituido la actitud discriminatoria por parte de la accionada. Observo que el requerimiento fue efectuado en clara inobservancia de las prescripciones establecidas por el art. 65 de la L.O. Se advierte que la accionante no planteó en forma precisa, de conformidad con lo normado por el art. 65 de la L.O. dicho rubro, y esta falencia no puede ser suplida en este estado por el Suscripto. Es decir, entiendo que no cumplimentó la carga procesal establecida en el mencionado artículo desde que la norma obliga al actor a designar con precisión la cosa demandada y formular la petición en términos claros y precisos. La sola inclusión del rubro en la liquidación practicada al demandar no es apta para tener por planteada concretamente la acción a que se refiere, si no tiene sustento en un relato circunstanciado de los antecedentes fácticos, entonces no cabe pronunciar condena sobre ese rubro. Así

    fue entendido por la jurisprudencia, que dijo “…la sola inclusión de un rubro en la liquidación practicada al demandar, no es apta para tener por planteda concretamente la acción a que se refiere el mismo, pues la carga del reclamante es precisar en su demanda los presupuestos de hecho y de derecho que le dan sustento a la acción ejercitada…”

    (C.N.A.T. S. V, 10/6/95, “Silveira c/ Navenor S.A.” D.T. 1996-A –59). Asimismo, cabe tener en cuenta que la sola enunciación en el rubro liquidación impide delimitar el marco de la pretensión ejercitada, e indirectamente resulta imposible identificar la cuestión sobre la cual se someterá a estudio del J.. Es decir, que el objeto expresado debe ser idóneo y jurídicamente posible, hallarse debidamente precisado y constituyendo una carga para el actor la exacta delimitación cuantitativa y cualitativa del objeto de la pretensión. En consecuencia, será desestimado…” (ver fs. 575).

    El planteo recursivo de la parte actora dirigido a cuestionar la conclusión del Sr. Juez de grado -y sin que esto implique desmerecer en modo alguno la labor profesional del letrado que suscribe la presentación-, no cumplimenta el recaudo de admisibilidad formal previsto en el art. 116 de la L.O. porque se basa en consideraciones de carácter genérico que no llegan a constituir una crítica concreta y razonada de las partes de la09/09/2019 Fecha de firma: sentencia que se estiman equivocadas.

    A.ta en sistema: 12/09/2019 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.S.R., SECRETARIO INTERINO #19839087#243368671#20190910124725036 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II Creo conveniente recordar aquí que la expresión de agravios debe constituir una exposición jurídica que contenga el análisis serio, razonado y crítico de la sentencia recurrida, a través de argumentos tendientes a descalificar los fundamentos en los que se sustenta la solución adoptada en el decisorio, mediante la invocación de la prueba cuya valoración se considera desacertada o la puesta de manifiesto de la incorrecta interpretación del derecho declarado aplicable a la controversia (art.116 L.O). A tal fin, se debe demostrar, punto por punto, la existencia de los errores de hecho o de derecho en los que pudiera haber incurrido el juzgador y se deben indicar en forma precisa las pruebas y las normas jurídicas que el recurrente estime le asisten (cfr. esta S., in re: “T., R.c., R., S.N., del 30/03/94; “Deganutti, N.D. c/ Canal del Este S.A. Y otro s/ Diferencias de S.rios”, S.D. Nº 102.136 del 30/08/2013; “A., L.B. C/ Inducon Contenedores Flexibles S.R.L. y Otros s/ Despido”, S.D. Nº

    102.178 del 18/09/2013; “Boracchia, P.I. c/ Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte S.A. s/ Despido”, S.D. Nº 102.323 del 15/10/2013 y “F.C., M.C. c/ HSBC Bank Argentina S.A. s/ Despido” S.D. Nº 102.959 del 31/03/2014, entre otras).

    Enseña C.J.C. que la expresión de agravios, establece el alcance concreto del recurso y fija la materia reexaminable por el ad quem en las cuestiones de hecho y de derecho sometidas a la decisión del juez de primera instancia que sean cuestionadas (conf. arg. art. 271 Y 277 CPCCN). Su blanco es la sentencia respecto de la cual debe formularse una crítica frontal, concreta y argumentada tratando de demostrar los errores que se atribuyen al a quo en el ámbito en que se hayan cometido.

    En tal sentido, dicho tratadista enfatiza que, de la misma manera que la sentencia, la expresión de agravios que ha de controvertirla debe observar a su turno los principios de plenitud y congruencia (conf. C.C.J. Código Procesal Civil y Comercial de la Nación –anotado y comentado- Abeledo-Perrot, Bs. As. 1975, T.I., págs. 445 y stes.).

    En el caso, la parte actora ha soslayado toda puntualización en torno a cuál sería el error o equivocación en el que habría incurrido el juez y cuáles serían los elementos de prueba en los que pretendería sustentarse la aspiración recursiva; sino que se limita a efectuar afirmaciones dogmáticas sin rebatir los argumentos en los que se basó

    el Sr. Juez a quo.

    Si bien la insuficiencia formal apuntada bastaría para desestimar -sin más- la procedencia del recurso, a fin de no privar al recurrente del acceso a esta instancia de revisión y para dar el más amplio campo de operatividad posible a la garantía constitucional al derecho de defensa en juicio, analizaré -seguidamente- el contenido de su presentación.

    En principio, corresponde señalar que, dentro del sistema de estabilidad relativa impropia que contempla la LCT, el despido injustificado o arbitrario no encierra, necesariamente, un acto discriminatorio.

    Fecha de firma: 09/09/2019 A.ta en sistema: 12/09/2019 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.S.R., SECRETARIO INTERINO #19839087#243368671#20190910124725036 Ahora bien, los términos de los agravios imponen señalar que, como lo sostuvo el Máximo Tribunal “En los procesos civiles relativos a la ley 23.592, en los que se controvierte la existencia de un motivo discriminatorio en el acto en juego, resultará suficiente, para la parte que afirma dicho motivo, con la acreditación de hechos que, prima facie evaluados, resulten idóneos para inducir su existencia, caso en el cual corresponderá al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que éste tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación, y la evaluación de uno y otro extremo, es cometido propio de los jueces de la causa, a ser cumplido de conformidad con las reglas de la sana crítica… La doctrina del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba