Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 28 de Noviembre de 2023, expediente CIV 085511/2019/CA002

Fecha de Resolución28 de Noviembre de 2023
EmisorCamara Civil - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA CIVIL - SALA I

ACUERDO: En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los veintiocho días del mes de noviembre de dos mil veintitrés, reunidos los señores jueces de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil para conocer en los recursos de apelación interpuestos contra la sentencia dictada en los autos “MONTENEGRO,

LUISINA C/ ALBORNOZ, J.M.F. Y OTRO

S/DAÑOS Y PERJUICIOS” (expte. n° 85511/2019), el tribunal estableció

la siguiente cuestión a resolver: ¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: Dra. P.M.G. y Dr. J.P.R..

Sobre la cuestión propuesta la Dra. G. dijo:

  1. Que contra la sentencia que hizo lugar a la demanda entablada por L.M. y condenó a J.M.F.A. y a su aseguradora Orbis Compañía Argentina de Seguros S.A.,

    la suma de pesos Tres Millones Ciento Ochenta y Cuatro Mil ($3.184.000)

    con más sus intereses y las costas del juicio, se alza la parte actora y la citada en garantía. La primera expresó agravios que merecieron réplica. La aseguradora, también presentó su memorial que fue respondido.

  2. El hecho que motivó el proceso sucedió el día 11 de abril de 2019 a las 13.30 hs. aproximadamente. La actora se desplazaba en su bicicleta por la bicisenda de la calle V.L. de esta ciudad en sentido Norte-Sur, en contra del tránsito vehicular. Sostuvo que al llegar a la intersección con la Av. B. se detuvo a la espera de la luz verde peatonal con la intención de comenzar a cruzar la calle V.L. y continuar su camino por la Av. B. en sentido del tránsito, de Oeste a Este. Al iniciar el cruce con la luz peatonal habilitante, resultó embestida por la motocicleta B. 2017 conducida por el demandado quien intentó

    cruzar la avenida desplazándose por calle V.L. en sentido Sur-

    Norte.

    El demandado A. se encuentra rebelde. La citada en garantía, admitió la cobertura y postuló como defensa la culpa de la Fecha de firma: 28/11/2023

    Firmado por: E.S.R., SECRETARIO DE CÁMARA

    Firmado por: P.M.G., JUEZA DE CÁMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    víctima quien - dijo - intentó a cruzar la calle V.L. para continuar su marcha por Avenida Belgrano inhabilitada por el semáforo e invadiendo el carril de circulación del señor A..

  3. El magistrado de grado encuadró la cuestión en la órbita del art. 1769 del Código Civil y Comercial referido a la circulación de vehículos automotores que remite a los artículos 1757 y 1758. Analizó la prueba producida y consideró que no se había probado la eximente alegada por la aseguradora y por eso, endilgó a las emplazadas la responsabilidad en el hecho, condenándolas en la medida que surge de los considerandos.

  4. La citada en garantía cuestiona la responsabilidad que se le atribuyó, y los montos de condena por “incapacidad psicofísica”, “daño moral”, “gastos de asistencia médica, farmacia y traslados”, “gastos futuros” y “daños materiales”. La parte actora se queja por la cuantificación de las partidas, “incapacidad psicofísica”, “daño moral”,

    gastos médicos y de traslados

    y la tasa de interés.

  5. Comenzaré por el tratamiento de los agravios relativos a la responsabilidad decidida.

    Desde ya puedo adelantar mi opinión en el sentido que comparto el encuadre jurídico descripto por el juez de grado. Corresponde la aplicación al caso de las normas contenidas en los arts. 1757 y 1758 (a las que remite de manera expresa el art. 1769 que regula la responsabilidad vinculada a los accidentes de tránsito) relativas a la responsabilidad derivada por la intervención de cosas. Se estipula la responsabilidad objetiva con fundamento en el riesgo o vicio de las cosas. El factor de atribución es objetivo, siendo irrelevante la culpa del agente a los efectos de atribuir responsabilidad, conforme al art. 1722 CCyC.

    En virtud de ello, para liberarse, el señalado como responsable debe demostrar la causa ajena que rompe el nexo causal ya sea por el hecho del damnificado (art. 1729 CCyC), caso fortuito o fuerza mayor (art. 1730

    CCyC) o el hecho de un tercero por quien no debe responder (art. 1731

    CCyC).

    Fecha de firma: 28/11/2023

    Firmado por: E.S.R., SECRETARIO DE CÁMARA

    Firmado por: P.M.G., JUEZA DE CÁMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA CIVIL - SALA I

    La aplicación de esta normativa determina que, en casos como el presente, probado el contacto entre los vehículos, la atención de la judicatura se dirija a la incidencia causal de la conducta de la víctima para verificar si fue susceptible de romper el nexo de causalidad respecto de los daños reclamados.

    Es así que en este encuadre resulta irrelevante la consideración de la culpa del demandado que, se dice, no ha sido probada. En cambio, no encontrándose controvertido que en la fecha y hora señaladas se produjo el impacto entre los vehículos implicados, correspondía inexorablemente a los emplazados acreditar la plataforma fáctica en la que basaron su defensa y que, esgrimieron, evidenciaba la culpa de la víctima. Coincido también con el a quo, en cuanto a que dicho objetivo no ha sido logrado.

    La citada en garantía sostiene que no se encuentra acreditada la mecánica del siniestro y que ello era una carga de la actora conforme lo dispone el art. 377 del rito. Afirma que lo que ocurrió fue que el Sr.

    A. comenzó el cruce de la Avenida con el semáforo habilitado y que encontrándose próximo a finalizarlo, la actora se interpuso en su línea de marcha. Postula que la ciclista circulaba en contramano y que este factor fue determinante del ilícito. Luego, apunta a los testigos diciendo que produjeron declaraciones contradictorias. Finalmente indica que de la causa penal surge que la bicicleta no contaría con frenos y que la actora no portaba casco.

    Ahora bien, las partes están contestes - y se desprende asimismo de la causa penal (1 2 )- que el día 11 de abril de 2019 a las 13.45 hs. en la encrucijada entre la calle V.L. y la Avenida Belgrano se produjo una colisión entre la actora, que se desplazaba en bicicleta, y el demandado, que circulaba en motocicleta.

    En este sentido, no caben dudas de que la actora ha producido prueba suficiente de los hechos alegados en la demanda (arts. 330 y 377 del Código Procesal) y que, al no encontrarse controvertido el contacto con la Fecha de firma: 28/11/2023

    Firmado por: E.S.R., SECRETARIO DE CÁMARA

    Firmado por: P.M.G., JUEZA DE CÁMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    cosa riesgosa -en este caso, la motocicleta,- se pone en marcha el andamiaje jurídico descripto al inicio de este acápite.

    En estas circunstancias, correspondía a las emplazadas acreditar la culpa de la actora que alegaron como eximente. En el caso,

    adujeron que la circulación en contramano y la violación de la luz del semárafo fueron las conductas constitutivas de su negligencia.

    Fue la propia actora quien indicó que antes del impacto circulaba a contramano del tránsito vehícular, pero lo hacía habilitada por la bicisenda existente. Por lo demás, no caben dudas a esta altura de que no fue ese el espacio físico en que el se produjo el encuentro entre los rodados. El arrollamiento sucedió sobre el paso peatonal de la calle V.L., una vez que la motocicleta había atravesado la Avenida Belgrano en el sentido de circulación vehicular. (Ver croquis a fs. 4 de la causa penal). De allí que el eventual desplazamiento a contramano del tránsito por parte de la parte actora era normativamente aceptable y ninguna incidencia tuvo en cuanto a la configuración del hecho dañoso.

    Entonces, resta dilucidar si existió violación por parte de la actora de la luz para cruzar la calle V.L. y eventualmente, si esta fue la causa adecuada del evento. Recuerdo que esta prueba está a cargo de la demandada y debe ser cabal (conf. arg. mi voto en “O.M.,

    J.E.c.R., K.V. y otro s/ daños y perjuicios”,

    expte. n°: 14.426/2016, del 18/8/2022 y sus citas en autos “G.A.A.I. c/ R.O.R. s/ Daños y Perjuicios” (expte.

    82411/2014) del 29/05/2020 y “V.Y., M.P. y otros c.

    A., S.O. y otros s. Daños y Perjuicios.” (expte. n°

    88160/2010) del 13/08/20021.

    Sin embargo, considero que, por el contrario, lo que ha sido debidamente acreditado es que el Sr. A. emprendió el cruce de la avenida B. cuando ya no estaba habilitado para ello. En efecto así lo relataron los dos testigos que presenciaron el hecho, S.A. y E.A.. Ambos declararon separadamente, que son pareja y que el Fecha de firma: 28/11/2023

    Firmado por: E.S.R., SECRETARIO DE CÁMARA

    Firmado por: P.M.G., JUEZA DE CÁMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA CIVIL - SALA I

    día señalado habían salido a almorzar. Dijeron que se encontraban en la encrucijada señalada y que se detuvieron en la esquina porque el semáforo estaba en verde para la circulación vehicular para la avenida B. y por ende, habilitado para quienes intentaran atravesar la calle V.L..

    Sus dichos, que han sido video filmados, fueron luego considerados por el perito mecánico, quien en un primer momento interpretó que existía una contradicción, pero más tarde, a pedido de la actora, se rectificó, indicando que ambos fueron contestes al señalar que el conductor de la moto avanzó cuando debió detenerse.

    Considerando entonces la prueba producida, no albergo duda alguna en relación a que la causa adecuada del accidente fue la conducta del conductor de la moto quien atravesó la avenida B. violando la luz roja que se lo impedía, arrollando a la actora y provocando las lesiones que describieron los testigos A. y Abitante y luego, su pareja F.A.S.E. y su amigo, S.B..

    Las circunstancias apuntadas en relación a la falta de casco y de frenos en la bicicleta no se desprenden de la compulsa de la causa penal (ver inspección de fs. 12) , por lo que no habré de valorar tampoco su hipotética interferencia en los daños.

    Por los motivos expuestos, las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR