Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 21 de Junio de 2018, expediente p 128694

PresidenteSoria-Negri-Genoud-de Lázzari
Fecha de Resolución21 de Junio de 2018
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 21 de Junio de 2018, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresS., N., G., de L.,se reúnen los señores Jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 128.694, "Romero, C.S.; M., D.A. y M., B.E.. Recursos extraordinarios de inaplicabilidad de ley en causa nº 59.802 y acum. n° 60.808 del Tribunal de Casación Penal, S.V.".

A N T E C E D E N T E S

La Sala Sexta del Tribunal de Casación Penal, mediante el pronunciamiento dictado el 31 de agosto de 2015 rechazó los recursos homónimos deducidos por la defensa particular de C.S.R. y, la de D.A. y B.E.M. contra la sentencia del Tribunal en lo Criminal n° 7 del Departamento Judicial de San Isidro que condenó a C.S.R. a la pena de prisión perpetua, accesorias legales y costas por considerarlo autor y coautor penalmente responsable de los delitos de robo calificado por el uso de arma (hecho I, causa 2.109), robo calificado por el uso de arma en grado de tentativa (hecho II, causa 1.912), evasión (hecho III, causa 2.316) y homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas (hecho IV, causa 2.108), todos en concurso real entre sí; y a los hermanos D.A.M. y B.E.M., a la pena de prisión perpetua, accesorias legales y costas, para cada uno de ellos por resultar coautores del delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas (causa 2.108; v. fs. 20/42 y vta.).

Frente a lo así decidido, el abogado S.R.D., en su calidad de defensor particular, dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley a favor de D.A. y B.E.M. (v. fs. 140/147 y vta.) y la señora defensora oficial adjunta de Casación, S.E. De Seta, incoó la misma vía extraordinaria en beneficio de C.S.R. (v. fs. 153/159 y vta.).

La citada Sala del Tribunal de Casación Penal, concedió los recursos interpuestos (v. resol. de fs. 158/159 y vta.).

Oído el señor S. General (v. fs. 172/176 vta.), dictada la providencia de autos (v. fs. 177), y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar las siguientes

C U E S T I O N E S

  1. ) ¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad articulado por la defensa particular a favor de D.A.M. y B.E.M.?

  2. ) ¿Lo es el deducido por la defensa oficial en beneficio de C.S.R.?

V O T A C I Ó N

A la primera cuestión planteada, el señor J. doctorS. dijo:

  1. Delimitado el análisis al recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto en favor de los hermanos M., la defensa particular denunció la errónea aplicación del art. 80 inc. 6 e inobservancia del art. 165, ambos del Código Penal y de los arts. 1, 210 y 367 del Código Procesal Penal (v. fs. 140 vta. y 141).

    En esa senda, cuestionó el razonamiento lógico empleado por el juzgador para calificar el hecho motivo de condena como homicidio premeditado por el concurso de dos o más personas, cuando la prueba producida en el debate acreditó que el objetivo de los acusados era cometer un robo con armas y la inesperada presencia de la víctima -C.M.P. de P.- que salió al patio impidiendo el ingreso a la vivienda motivó los disparos impactando uno de ellos en su cabeza produciendo su deceso (v. fs. 141).

    Argumentó que ela quodesarrolla la sentencia con un silogismo que los agravia en el tema de la calificación legal, al padecer errores en sus premisas, por lo que su conclusión no es acertada, sino que, en términos lógicos, es falsa (v. fs. 142 vta.).

    Consideró que no hubo evidencia que permita afirmar que existió premeditación en el grupo para matar, que ninguno de los testimonios colectados durante la audiencia o que fueran ingresados por lectura pudieron aseverar que los atacantes habrían concurrido al domicilio a matar, sino que todos fueron contestes en que el objetivo era robar.

    Cuestionó lo decidido por el Tribunal de Casación en tanto entendió que la premeditación no es necesaria que sea previa al acto en el que se mata, sino que puede ser inmediatamente antes de la comisión del hecho; toda vez que no hubo señales o acciones que puedan dar fundamento a dicha afirmación, lo que colisiona con el principio de inocencia (art. 18, C.. nac.) y los arts. 1, 210 y 367 del Código Procesal Penal (v. fs. 145 vta. y 146).

    Concluyó que, a todo evento, lo acreditado fue la acción conjunta con distribución de tareas, pero que no se ha podido probar el acuerdo previo, "concurso premeditado", para matar que exige el tipo penal para su agravamiento. Que no se puede presumir la existencia del acuerdo, ni inmediatamente antes o ya iniciado el despliegue de la acción, toda vez que pudo acreditarse el arribo en una sola camioneta de la pluralidad de activos, pero no así el objetivo, siendo hasta la familia de la víctima en su testimonio conteste en que la muerte de P. de P. ocurrió durante una tentativa de robo, por lo que la calificación debió serlo en base al art. 165 del Código Penal, norma inobservada en la sentencia de juicio (v. fs. 147 y vta.).

    Por ello, solicitó se case la sentencia recurrida y se recalifique como homicidio en ocasión de robo, reenviando los autos al tribunal de origen para que debidamente integrado, establezca elquantumde pena (v. fs. 147).

  2. El señor S. General aconsejó el rechazo del recurso (v. fs. 172/176 vta.).

    III.1. Llega firme a esta instancia que "...el día 16 de septiembre de 2009, siendo aproximadamente las 18,00 hs., los coimputados B.E.M., D.A.M. y C.S.R., junto a dos o tres...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba