Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 26 de Diciembre de 2017, expediente CNT 020498/2013/CA001

Fecha de Resolución26 de Diciembre de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 20498/2013/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA 81245 AUTOS: “MOLINA, ANIBAL FABIAN C/ COCA SOLA FEMSA DE BUENOS AIRES S.A. S/ DESPIDO” (JUZG. Nº 31).

” (JUZG. Nº ).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 26 días del mes de diciembre de 2017 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

I) Llegan los autos a conocimiento de esta alzada como consecuencia del recurso de apelación interpuesto por la parte demandada a fs. 334/348, contra la sentencia definitiva obrante a fs. 321/332.

II) El primero de los agravios de la recurrente está dirigido contra la conclusión de la sentenciante anterior de considerar que el actor fue “viajante de comercio”, pero a mi juicio su planteo es inatendible.

El análisis de la prueba testimonial rendida en autos respecto de las tareas realizadas por M., en especial los dichos de De Lío, (fs. 196/197) y H., (fs.

200/201), me conduce a coincidir con la sentenciante anterior en que las mismas consistieron en vender en forma habitual y permanente los productos que comercializaba la demandada, por su cuenta y órden, manejando y utilizando listas de precios y promociones por ella provistos y siguiendo los lineamientos también establecidas por ella.

El actor desarrollaba sus funciones en una zona o ruta preestablecida por la demandada donde el riesgo de las operaciones estaba a cargo de ésta última.

Todo lo dicho, a mi juicio, permite afirmar que las tareas realizadas por el actor se encuadran en las previsiones y tipificación contenidas por los arts. 1 y 2 del Estatuto de Viajantes de Comercio, razón por la cual más allá del nombre que se le pudiera dar a la categoría del actor, lo cierto es que el mismo se ocupaba de la venta de los productos de la demandada fuera del establecimiento de la misma. La denominación no es lo que tipifica la función, sino las tareas llevadas a cabo en sí mismas.

La descripción fáctica que efectuaron los testigos por De Lío y H., respecto de la actividad del actor, dan cuenta que éste vendía los productos comercializados por Coca Cola en un radio o zona o ruta determinado por la empresa, siguiendo instrucciones emanadas de ella, tanto en lo relativo a los precios, como a las promociones, los márgenes de descuento y a la constatación de mercaderías. El actor debía desarrollar sus tareas siguiendo la ruta predeterminada, atender a todos los Fecha de firma: 26/12/2017 Alta en sistema: 27/12/2017 1 Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CAMARA #20368393#196755737#20171226104402078 compradores o clientes que la accionada tenga dentro de la misma, tienen que vender la mayor cantidad posible de productos de la demandada. En ese sentido y siguiendo la operatoria o mecánica de trabajo impuesta por la demandada debía levantar los pedidos ya sea para ampliar el stock de productos de los comerciantes o para mantenerlo y para ello cargaban los datos correspondientes en unas computadoras portátiles denominadas “hand help” y luego descargar esos pedidos de mercadería en la computadora central del Centro de Información Sistematizada (CIS) –conforme surge de lo informado por el perito contador- . Más allá de que la mecánica de pedidos se haga de manera remota, lo cierto es que lo asentado en esas hand help viene a reemplazar la “nota de pedido”.

Justamente esa modalidad operativa impide que a los llamados comercializadores les quede constancia de los pedidos y ventas que levantan.

No soslayo que a fs. 199, la demandada ha impugnado la declaración de De Lío, pero lo cierto es que esa objeción solo está referida al único aspecto respecto del cual el declarante ha manifestado no recordar, como lo es el relativo a cuánto cobraba M., pero no en lo que hace a la mecánica o modalidad de las tareas de venta y por ello esa circunstancia a mi juicio no impide que el resto de sus dichos referidos a otros aspectos fácticos controvertidos puedan ser considerados.

En definitiva, la demandada concertaba la venta de sus productos a través de lo que ella denominada “comercializadores”, que eran quienes ofrecían los productos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba