Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 10 de Marzo de 2023, expediente CNT 005531/2015/CA001

Fecha de Resolución10 de Marzo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA N° 5531/2015/CA1

AUTOS: “MOCCAGATTA, MARTA SANDRA C/ PROVINCIA ART S.A. S/ ACCIDENTE -

LEY ESPECIAL”

JUZGADO N° 59 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que figura en el Sistema Lex 100, la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. M.C.H. dijo:

  1. Contra la sentencia digital de fecha 31/10/2022 apela la parte demandada, a tenor del memorial recursivo del 08/11/2022.

  2. Tengo presente que el Sr. Juez de instancia anterior hizo lugar a la demanda incoada por la Sra. M.S.M., a los efectos de percibir las indemnizaciones por accidente de trabajo con fundamento en la ley 24.557 y sus normas complementarias. Para así decidir, el a quo valoró el resultado del informe pericial médico,

    según el cual la trabajadora padece una incapacidad laboral permanente parcial en relación al evento dañoso denunciado en autos, que equivale al 33,30% de la total obrera.

    De tal modo, concluyó que aquélla es acreedora de una indemnización por la suma de $

    538.664,02 más los intereses establecidos en las actas CNAT 2601/14, 2630/16, 2658/17

    y 2764/22.

    Ante tal pronunciamiento, la accionada cuestiona lo que –a su entender– es la aplicación retroactiva de un acta que no había sido sancionada al momento de notificarse la demanda, a la vez que la califica de confiscatoria.

  3. En materia de intereses, destaco que reiteradamente he sostenido la improcedencia de la aplicación del art. 770 inc. b del CCCN para casos –como el presente- en los que el hecho generador del crédito es previo a la entrada en vigencia de la norma mencionada.

    En este orden, remarco que el Código velezano -corpus legal aplicable al sub-

    examine- vedó, como regla general, el anatocismo. Antes y ahora, en cuanto a la acumulación de intereses atañe -arts. 623 CCN y 770 CCCN, respectivamente- nos encontramos con normas de orden público que vedan la capitalización de intereses como regla general, salvo expresas excepciones (v. CSJN in re “Mulleady, J.B. c/

    Sociedad Anónima de Tenis Argentino CIF y otros s/ sumario”, sentencia del 2 de octubre Fecha de firma: 10/03/2023

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    de 2018). El nuevo CCCN mantiene el principio según el cual “no se deben intereses sobre intereses”, esto es, conserva una prohibición genérica; mas ello deviene superfluo si se considera que el hecho ocurrió en fecha 12/09/2014. En palabras del alto Tribunal, al dictar su sentencia en el emblemático caso “E.” (Fallos: 339:781) "el fallo judicial que impone el pago de una indemnización por un infortunio laboral sólo declara la existencia del derecho que lo funda, que es anterior a ese pronunciamiento; por ello la compensación económica debe determinarse conforme a la ley vigente cuando ese derecho se concreta, lo que ocurre en el momento en que se integra el presupuesto fáctico previsto en la norma para obtener el resarcimiento, con independencia de la efectiva promoción del pleito que persigue el reconocimiento de esa situación y de sus efectos en el ámbito jurídico (Fallos : 314: 481; 315 :885); sostener lo contrario conllevaría la aplicación retroactiva de la ley nueva a situaciones jurídicas cuyas consecuencias se habían producido con anterioridad a ser sancionada (Fallos: 314:481; 321:45)".

    En tales condiciones, no es posible aplicar una normativa vigente desde el 1°

    de agosto de 2015 (CCCN) a un evento ocurrido con anterioridad. Por otro lado, el Código velezano no estableció nada semejante a la capitalización periódica para el simple supuesto en que la obligación se demande judicialmente. Reitero: la novel previsión -

    elogiada y resistida en doctrina con parejo vigor- nació al amparo del CCCN, que sí

    instituyó el comúnmente llamado “anatocismo judicial” en los incs. b) y c) del nuevo ordenamiento; aunque el previsto en el último inciso mencionado, ya había sido concebido en el velezano (v. Fallos: 326:4567 y 329:5467).

    Por lo demás, “el art. 7° del Código Civil y Comercial de la Nación no consagra la aplicación retroactiva de la nueva ley sino su aplicación inmediata aun a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes, lo que significa que la nueva ley rige para los hechos que están in fieri o en su curso de desarrollo al tiempo de su sanción y no para las consecuencias de los hechos pasados, que quedaron sujetos a la ley anterior, pues allí juega la idea de consumo jurídico (CSJN, “Entidad Binacional Yacyretá c/ Panza, R.A. y otro s/ demanda ordinaria de repetición” 12/02/2019,

    Fallos: 342:43).

    Sobre tales bases, la situación concreta del caso a decidir, no se subsume en lo previsto en el 770 inc. b) del CCCN. Ni aún desde la entrada en vigor del referido régimen, el sistema de capitalización propuesto podría ser aplicado a un hecho ocurrido,

    reitero, antes de la vigencia de la ley. Sin desconocer la cardinal importancia que tiene en nuestra materia la incolumidad del crédito laboral, la aplicación retroactiva de tal norma no puede conducir a desvirtuar principios generales incuestionables, ya que lo contrario supondría -paralelamente- un serio menoscabo a la seguridad jurídica (v. mi voto en “F.A.A. c/ Mapfre Argentina ART S.A. s/ accidente ley especial” del 17/09/20 del registro de esta Sala). En razón de todo lo anterior, explicaré el modo en que -en mi visión- debe resolverse la cuestión planteada en la apelación bajo estudio.

    Pongo de relieve que la compleja coyuntura económica que atraviesa nuestro país, caracterizada por la obstinada persistencia de un proceso inflacionario que corroe la valía de la moneda nacional, me conduce reexaminar la cuestión relativa a los intereses que deben aplicarse sobre el capital de condena; lo contrario implicaría soslayar el deterioro del valor de los créditos laborales, cuya protección se encuentra reconocida en nuestra Carta Magna.

    Fecha de firma: 10/03/2023

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    En este entendimiento, y en especial consideración a la prohibición de indexación, como regla imperturbable (Fallos: 329:4789; 333:447, y 339:1583 entre muchos otros) y a que por lo expresado en párrafos precedentes no puede aplicarse al presente el anatocismo establecido en el art. 770 inc. b del CCCN, propongo la aplicación de las tasas de interés establecidas en las actas CNAT 2601, 2630 y 2658 incrementadas en un 100% (es decir, totalizando dos veces la tasa correspondiente o, lo que es igual, la tasa original multiplicada por 2; especificaciones que aspiro haber transmitido con la nitidez exigida por el Máximo Tribunal in re “Torres, L.E.c.T., S., causa T.186.XXXIII, sentencia del 7/05/98).

  4. En materia arancelaria, en consideración a la extensión de los trabajos cumplidos, al resultado del pleito y a lo normado por el artículo 38 de la ley 18.345,

    artículos , , , , , 19 y 37 de la ley 21.839 y disposiciones de aplicación y vigentes a la época de las tareas ponderadas a los fines regulatorios (cfr. arg. CSJN, Fallos:

    319:1915; 341:1063), estimo que los honorarios regulados en grado a la representación letrada de la parte actora, a la Sra. perito psicóloga y al Sr. perito médico, lucen adecuados, por lo que propicio su confirmación, debiéndose calcular sobre el nuevo monto total de condena.

    V.S. imponer las costas ante esta Alzada a la demandada, por resultar vencida (cfr. art. 68 CPCCN) y regular los honorarios de las representaciones letradas de la accionante y de la accionada en el 30%, para cada una de ellas, de lo que ha sido fijado como retribución por sus tareas en la instancia anterior (art. 30, ley 27.423).

  5. Por lo expuesto, de prosperar mi voto, correspondería: 1) Modificar la sentencia apelada por cuanto se establece que el capital diferido a condena conllevará los intereses establecidos en el considerando

  6. del presente pronunciamiento; 2) Confirmar la regulación de honorarios dispuesta en origen, debiéndose calcular sobre el nuevo monto total de condena; y, 3) Imponer las costas de alzada a la demandada y regular los honorarios de las representaciones letradas de la accionante y de la accionada en el 30%,

    para cada una de ellas, de lo que ha sido fijado como retribución por sus tareas en la instancia anterior.

    La Dra. G.A.V. dijo:

  7. Disiento respetuosamente con el voto de la colega preopinante Dra.

    H. en la propuesta relativa a los intereses que deben acceder al capital de condena.

    En el marco de un régimen nominalista como el argentino que veda la actualización de deudas dinerarias, el instituto de la capitalización de intereses previsto por el artículo 770, inciso b del Código Civil y Comercial de la Nación, constituye la herramienta jurídica apta para mitigar los daños producidos por la mora. Digo esto porque la Judicatura, al dictar sentencia, debe hacer mérito de las leyes vigentes al momento de la emisión del acto jurisdiccional y a la coyuntura económica existente en esa instancia temporal. Y lo cierto es que, si la actora reclamó en el escrito de inicio que la condena Fecha de firma: 10/03/2023

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    incluya intereses, debe entenderse que la pretensión estuvo dirigida a que los accesorios mantengan incólume el capital y contengan un porcentaje de interés moratorio puro.

    Sin perjuicio de ello, atendiendo a las alegaciones de la demandada,

    considero que las mismas no resultan atendibles, y que lo resuelto en origen debe ser de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR