Mitre y el Noroeste argentino

Bartolomé Mitre , aunque hombre de Buenos Aires y con hondo arraigo popular en la misma, también en el interior suscitaba simpatías y adhesiones perdurables de líderes provinciales y regionales. En el norte argentino, Mitre contaba con la amistad del santiagueño Antonino Taboada y su hermano Manuel, originada en el largo exilio que compartió con Antonino durante el gobierno de Rosas y sólidas relaciones con Marcos Paz, perteneciente a una familia de profundas raíces en la antigua gobernación del Tucumán.

Marcos Paz fue elegido por el Colegio Electoral vicepresidente de Mitre y Antonino Taboada, quien aspiraba a esa investidura, fue compensado con la designación de Jefe de la división norte del Ejército. En el tucumano encontró el presidente la colaboración indispensable al delegar el mando presidencial para hacerse cargo de la jefatura del ejército de la Triple Alianza. En Antonino Taboada y su hermano Manuel logró el respaldo político y militar en las campañas de 1862-63 para sofocar las sublevación del Chacho Peñaloza como las revoluciones andinas de 1866 que abarcaron Cuyo, la Rioja y Catamarca, acaudilladas por los Saa en Cuyo y Felipe Varela en Catamarca y la Rioja.

Los Taboada , con soldados en su mayoría santiagueños, derrotan en las afueras de la ciudad de la Rioja al caudillo catamarqueño Felipe Varela. Así concluyen los desafíos a la autoridad nacional en el Norte. Esta rebelión contaba con apoyos en Chile y la instigación de Solano López. En su gabinete, el presidente Mitre incluye a varias figuras provincianas. Dalmacio Vélez Sársfield en el Ministerio de Hacienda, reemplazado luego por Lucas González mendocino. Guillermo Rawson, nativo de San Juan, el salteño Evaristo Uriburu. En la integración de la Corte Suprema, nombra a personalidades que colaboraron con el gobierno de Urquiza como su vicepresidente Salvador María del Carril, y Francisco Delgado, senador por Mendoza en la Confederación Argentina y Benjamín Gorostiaga, de Santiago del Estero y de notable actuación en la Convención Constituyente de 1853.

El presidente Mitre , a pesar de los conflictos internos y de la guerra con el Paraguay, que lo obligó a formar un ejército de 25 mil hombres bien equipados con el costo financiero consiguiente, avanzó en iniciativas esenciales para el progreso nacional. En relación a la educación fundó en el noroeste tres Colegios Nacionales sitos en Catamarca, Salta y Tucumán. En las últimas semanas de su gobierno tiene lugar en el Congreso...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR