Mitos y verdades: por qué los vinos son más baratos en los chinos

 
EXTRACTO GRATUITO

A fuerza de una política comercial muy agresiva, los autoservicios orientales lograron superar los prejuicios de los clientes argentinos y hoy los consumidores de prácticamente todos los niveles socioeconómicos se acostumbraron a visitar el chino de la esquina a la hora de comprar vino. Mucha variedad y, fundamentalmente, precios bajos todos los días explican que este canal se haya convertido en el número uno en ventas para la mayoría de las bodegas locales.

Si bien no hay datos generales del mercado, en el sector reconocen el peso que ganaron los autoservicios chinos en la categoría vinos, especialmente en los segmentos de precios más bajos, aunque es cada vez más común encontrar productos de alta gama en este tipo de locales.

A la hora de explicar los precios tan competitivos, en el sector reconocen que no hay una única razón y precisan una serie de factores que explican la buena performance del canal oriental, que van desde una decisión comercial de trabajar con márgenes de ganancia más bajos que los de otros canales hasta un aprovechamiento de los menores controles en materia impositiva y de legislación laboral frente a la competencia más formal de los grandes supermercados y las vinotecas.

1 - Cuestión de margen

Los chinos "marcan" los vinos con un margen menor que los grandes supermercados. En promedio, los autoservicios orientales le aplican un recargo que ronda el 30% al precio al que compran los vinos contra el 100% que le suman los hipermercados o el 120% que le aplican las vinotecas. Detrás de esta elección se encuentra una estrategia comercial de hacerse fuertes en la categoría vinos como una manera de captar clientes y vencer prejuicios.

"Los chinos supieron trabajar muy bien la categoría, lo que les permitió lograr una muy buena imagen de precios en algunos rubros y captar a un público de clase media que de entrada era más reacio a comprar en sus locales", explica Osvaldo del Río, director de Scentia, una consultora especializada en consumo masivo.

"Los chinos manejan muy bien la categoría, que de hecho es la número uno en facturación para el canal", coincide Rafael Squassini, director comercial de la bodega Dante Robino.

Una visión un poco más dura sobre el tema es la que tiene Aldo Graziani: "Los chinos le dan tanta importancia al vino como a una esponjita Mortimer. Para el canal se trata de un producto que es casi un commodity y por esto no buscan sacarle 50 puntos de rentabilidad", asegura el sommelier y dueño de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA