Un límite inesperado para Cristina

 
EXTRACTO GRATUITO

demostró que carga con los genes del peronismo. Sólo en ese partido se sabe percibir con precisión el momento de la oportunidad. Sólo en el peronismo la picardía, rápida y eficaz, tiene más resultados que la duda, a veces necesaria. http://www.lanacion.com.ar/1670489-massa

lo reinstaló en el centro del escenario político cuando venía luchando, impotente por momentos, para diferenciarse del resto de los dirigentes políticos desde una banca en la Cámara de Diputados. La ambición de por la historia lo ayudó a ese ex amigo que ahora detesta.

La Presidenta aspira a quedar como la autora de los nuevos códigos Civil y Penal. Un código napoleónico de cuño cristinista. Creó una comisión multipartidaria para que elaborara un borrador, pero ella se reservó la palabra final que iría al Congreso. Los que integraron esa comisión son personas con prestigio: el radical Ricardo Gil Lavedra, el peronista León Carlos Arslanian, el macrista Federico Pinedo, la socialista María Barbagelata y el juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni.

Es imposible desconfiar del compromiso de ellos con los derechos de las personas y con las penurias sociales. Ninguno desconoce los estragos de la inseguridad ni las garantías constitucionales que tienen los sospechosos de haber cometido un delito. Es la oportunidad lo que está en duda, no la capacidad de esas personas.

No estaba ahí ningún representante de Massa. Esa comisión se formó hace casi dos años, cuando el ex alcalde de Tigre no figuraba como el recio opositor de ahora. Quizá tampoco habría existido un representante suyo si entonces hubiera sido lo que es ahora. Cristina perdona de vez en cuando la disidencia, pero nunca la deserción. Massa se encontró de pronto en el lugar que quería y no podía: él, contra toda la dirigencia política. Tenía entre manos, además, un tema sobre el que la sociedad no admite los grises: la persecución de delitos como el narcotráfico, el robo o el crimen. No dudó. Levantó la bandera contra la reforma y obligó a la política a reacomodarse, incluso a sectores del propio oficialismo. Algunos diputados peronistas pueden jugar hasta con innecesarias e injustas expropiaciones, pero nunca desafiarán a la opinión pública.

Daniel Scioli tiene razón cuando dice que se está discutiendo sobre algo que no se conoce. En efecto, en su discurso ante el Congreso, Cristina Kirchner dijo que había recibido ese borrador, que lo estaban analizando en el Ministerio de Justicia y que lo enviaría al Congreso cuando...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA