Más de la mitad de los chicos no comprende textos ni logra resolver cálculos

 
EXTRACTO GRATUITO

No necesitó mencionar el conflicto docente que afecta a parte del país y, especialmente, a Buenos Aires para cuestionar el estado de la educación; el presidente Mauricio Macri reveló los resultados de la evaluación Aprender 2016, que son considerados catastróficos para alumnos y maestros. Siete de cada 10 chicos que terminan el secundario "no tienen conocimientos básicos de matemática; la mitad de los que hoy empiezan la escuela pública no la terminan y la mitad no entienden los textos que leen".

"La verdad nos conecta con la honestidad. Lamentablemente los resultados son muy malos, sorprendentemente malos. Pero esto doloroso que compartimos tiene solución", admitió Macri en un acto en la residencia de Olivos. Entre las metas, destacó la de que "todos los alumnos tengan educación inicial, más jornadas de clases, más profesores bilingües y acceso a la tecnología".

En el mismo salón en el que alguna vez Cristina Kirchner anunció a Amado Boudou como compañero de fórmula presidencial, en medio de un bullicio efervescente, ayer el silencio acompañó a Macri y a parte de su gabinete al hablar del estado de la educación y los pasos que planea dar el gobierno nacional de aquí a 2026 para revertir estos resultados.

"Hablamos mucho de rutas, autopistas, puertos, aeropuertos, pero lo que dinamiza realmente es la educación y, sobre todo, la educación pública", planteó delante del ministro de Educación, Esteban Bullrich, sentado en primera fila cerca de Carolina Stanley (Desarrollo Social), Manuel Quintana (vicejefe de Gabinete), Fernando Andreis (Secretaría General de la Presidencia) y de algunos responsables de educación bonaerense, como Alejandro Finocchiaro.

Quizá porque los resultados negativos no iban a ser una sorpresa, fue que Macri optó por convocar a la ciudadanía para que la educación se convierta "en una gesta nacional". Anunció el plan Maestro, integrado por más de un centenar de iniciativas que deberán ser aprobadas por el Congreso, para que "surja un compromiso permanente con la educación en la Argentina" que no se agote "en un gobierno".

Y enumeró algunas de las metas que se propone hacia 2026: que el 50% de los docentes sean bilingües (inglés o portugués) o del "idioma pueblo originario" correspondiente; la jornada extendida con seis horas de educación física en el 100% de las escuelas del país; la cobertura universal del nivel inicial desde la sala de 3 años, y la creación de un nuevo sistema nacional de carrera docente. Esas fueron...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA