La mitad de las causas por drogas en el país son por hechos menores

 
EXTRACTO GRATUITO

En la Argentina, donde el narcotráfico sigue siendo un viejo problema que, por el momento, no parece tener solución, el sistema penal invierte gran parte de los recursos humanos y económicos en combatir delitos menores de la ley drogas, como son la tenencia y consumo de drogas.

En 2015, en el país hubo 22.020 expedientes judiciales por violación a la ley de estupefacientes: el 50% fueron causas iniciadas por delitos como tenencia para consumo personal (37%) y tenencia simple (13%).

Si se excluyen a los distritos que se adhirieron a la ley de Desfederalización (las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Salta, Formosa y Chaco) la proporción de delitos menores asciende a 53 por ciento (39% por tenencia para consumo personal y 14% por tenencia simple).

Además, si se comparan los datos de 2015 con los de 2014, se advierte que el año pasado crecieron las investigaciones judiciales por tenencia para consumo y tenencia simple (50% contra 45%), pero se disminuyeron los expedientes judiciales por delitos más graves como comercio o tenencia para transporte o almacenamiento (41% contra 46%).

El estudio tiene otro dato alarmante: en 2015, sólo en la ciudad de Buenos Aires hubo 3632 causas judiciales por el delito de tenencia de estupefacientes para consumo personal. El 96 por ciento de estos expedientes judiciales termina archivado.

Así surge de un informe estadístico elaborado por la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), a cargo del fiscal federal Diego Iglesias, al que tuvo acceso LA NACION.

"La intención del trabajo fue analizar parámetros que permitieran ilustrar hacia donde se dirige la persecución penal en materia de drogas, analizando las causas judiciales de 2015.Se pudo comprobar algo que se venía observando y que es lo más preocupante: en todo el país se repite un mismo patrón, que es una baja eficiencia del sistema penal, al direccionar un parte muy importante de los recursos humanos y materiales en la persecución de los llamados delitos menores de la ley de drogas", afirmó el fiscal Iglesias.

Según el responsable de la Procunar, organismo creado en febrero 2013 por la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, la persecución penal de delitos menores "distrae recursos de donde se deben concentrar, que es la investigación de la narcocriminalidad: la criminalidad organizada vinculada al tráfico ilícito de drogas y sus delitos conexos".

Influencia del caso Arriola

En marzo pasado, LA NACION informó que a casi siete años de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA