Misterio develado: la economía que viene en el país del 40%

 
EXTRACTO GRATUITO

No hubo una diferencia de 20 puntos ni la idea de unitarios y federales con la que se ironizaba desde uno de los dos frentes electorales cuando imaginaban que solo la ciudad de Buenos Aires se pintaría de amarillo. El resultado de las elecciones definitivas tampoco fue el del campo versus la ciudad o la industria o el de los porteños contra el resto del mundo, como se vaticinaba.La nueva Argentina supone un desafío inédito para el futuro gobierno y la flamante oposición. Ambos espacios lo saben, y si bien desde el discurso la tríada Kicillof, Fernández & Fernández optaron por hablarle principalmente a su electorado, a nadie le pasa inadvertido que solo hubo casi ocho puntos de diferencia entre el primero y el segundo. Ocho puntos que fueron más que suficientes para el Frente de Todos para ganar en primera vuelta, pero que no ponen en juego el contrapeso legislativo propio de una república. Ni mucho menos para manejar la economía que viene jugando al solitario.El nuevo cepo a la compra de dólares (US$200 mensuales para personas físicas con cuenta bancaria y US$100 que pueden ser comprados en efectivo) es solo un capítulo de la economía de transición que se inició no bien sucedieron las PASO. La poco habitual reunión de directorio de la entidad liderada por Guido Sandleris ayer a las 22, sin embargo, ya tenía la agenda decidida. La versión de un feriado cambiario fue rápidamente descartada. No así la restricción de fondo que se tomó y que ya era un secreto a voces desde el viernes pasado, cuando los bancos se vieron atiborrados de gente.Esta medida supone llegar al 10 de diciembre con un dólar oficial restringido (y, en consecuencia, con precio más o menos controlado) y un blue y un contado con liquidación en alza constante.No es la forma como le hubiera gustado terminar su mandato al presidente Macri, quien se ufanaba de haber logrado salir del cepo a comienzos de su gestión, pero supone la única salida para la pérdida extrema de confianza que se produjo post-PASO y que supuso niveles de riesgo país récord, devaluaciones constantes y una incertidumbre en los mercados propia de un país imprevisible.Mercados alteradosLa última jornada de los mercados antes de las elecciones de ayer terminó con una pérdida de reservas de US$1755 millones. Fue la segunda entre las mayores caídas desde las primarias: la anterior había sido el 30 de agosto, con US$1944 millones. Por ello, si bien la medida de anoche tiene un costo político importante, implica que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA