Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 27 de Diciembre de 2019, expediente CIV 017360/2014/CA003

Fecha de Resolución27 de Diciembre de 2019
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B 17360/2014 MIGUEL, A.G. Y OTRO c/ LATELLA, F.A. Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC.TRAN.

C/LES. O MUERTE)

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de diciembre de dos mil diecinueve, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo C.il, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “M., A.G. y otro c/ L.F.A. y otro s/ daños y perjuicios” respecto de la sentencia de fs. 532/538, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: CLAUDIO RAMOS FEIJOO -

O.L.D.S. - R.P. -

A la cuestión planteada el Dr. C.R.F., dijo:

  1. La sentencia de fs. 532/538 hizo lugar a la pretensión incoada por A.G.M. y J.L.R. contra F.A.L.. En consecuencia, condenó al demandado a abonarle a los actores la suma de $168.000 y $6.022 -respectivamente-, a lo que se deberán agregar sus intereses y costas. Asimismo, hizo extensiva la sentencia a la citada en garantía “Federación Patronal Seguros S.A.”.

  2. A f. 540 apela dicho pronunciamiento la parte actora y a fs.

    547/553 funda su recurso.

    Su primer agravio versa sobre el monto por el cual proceden los rubros “Incapacidad Sobreviniente” y “Daño Moral”, requiriendo su elevación en función de las lesiones sufridas.

    Finaliza su exposición solicitando la modificación de la tasa establecida por la magistrada de grado A su turno, apelan la sentencia el demandado y la citada en garantía a f. 542, expresando agravios a fs. 555/560.

    L., se queja de la atribución de responsabilidad, toda vez que entiende que no tuvo responsabilidad en el hecho de marras, alegando la culpa de la víctima; y sosteniendo que fue M. el agente embistente en el hecho de marras.

    Fecha de firma: 27/12/2019 Alta en sistema: 30/12/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #19548950#253541613#20191227074510649 Segundo, se agravia de los montos concedidos, por considerarlos elevados e improcedentes.

    Por último, brega por la modificación de la tasa activa establecida, sosteniendo que en el presente caso genera una alteración del significado económico del capital de condena.-

  3. Es menester efectuar una advertencia preliminar: en el estudio y análisis de los agravios he de seguir el rumbo de la Corte Federal y de la buena doctrina interpretativa. En efecto, claro está que los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN, "Fallos": 258:304; 262:222; 265:301; 272:225; F.Y., "C.igo Procesal C.il y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado", T° I, pág. 825; F.A.. "C.igo Procesal C.il y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado", T 1, pág. 620). Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino únicamente las que estime apropiadas para resolver el conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN, "Fallos": 274:113; 280:3201; 144:611).

    Es en este marco, pues, que ahondaremos en la cuestión de fondo del caso sub examine.

  4. Previo al análisis de las pruebas, he de aclarar que el hecho se encuadra en el apartado segundo, del segundo párrafo, del artículo 1113 del C.igo C.il, a la luz de la normativa de tránsito vigente en el lugar y al momento del siniestro.

    Sin embargo, la aplicación de este artículo –como viene sosteniendo esta S.- no puede hacerse como si el mismo fuera una isla solitaria que sirva de pied a terr a un náufrago jurídico, sino que conforma el piélago por el que navegan las pretensiones de los contendientes.

    Es decir, también existen diferentes normas como por ejemplo las de tránsito que deben tenerse en cuenta, máxime al analizar una colisión entre dos vehículos en una encrucijada.

    La ley de tránsito es “una ley especial, por lo que prima su aplicación sobre la ley general. Ante la responsabilidad basada en un factor objetivo de atribución (como lo determina el art. 1113, 2° párr., 2° parte, del C..

    C..), el juzgador deberá examinar el juego de esa presunción al analizar las eximentes (hecho de la víctima o de un tercero por quien no se debe responder).

    […] Por último, debemos observar que el juez debe “priorizar” las normas de tránsito al analizar un accidente de tránsito. Se debe reconocer que las mismas Fecha de firma: 27/12/2019 Alta en sistema: 30/12/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #19548950#253541613#20191227074510649 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B son muy poco citadas en las sentencias nacionales y en los escritos de demanda y contestación. En muchas oportunidades solo se cita al art. 1113, 2°párr., 2° parte, del C.. C.il, olvidando las normas específicas de la circulación vial.” (Ley de Tránsito, con nota de F.A.S., pág. CIX; Ed. “La Ley”)

    La presente acción tiene su génesis en el encontrón que se dio en la intersección de la Avenida G.C., con la calle P.-., Partido de San M., Provincia de Buenos Aires-, situación en la cual el actor a bordo de su motocicleta embiste al Chevrolet Aveo dominio LCU-694 conducido en la oportunidad por el Sr. L., en instantes en que se disponía a girar a la izquierda para tomar la mencionada calle P..

    Las partes son coincidentes al relatar el hecho, mas el demandado refiere que al intentar girar a la izquierda, es la motocicleta del actor la que violó la señal lumínica existente en la intersección. Al respecto, cabe resaltar que el semáforo existente en la referida intersección no posee luz que habilite el giro a la izquierda, por lo que se infiere que si el mismo habilitaba el avance del demandado, también lo hacía para el actor.

    Sobre abunda destacar que era el accionante –quien circulaba por G.C. en el carril contrario al del demando- quien ostentaba la prioridad de paso, por sobre el Sr. L. que intentaba un viraje por medio del cual se interponía en la línea de circulación del primero (conf. arts. 41, 43 y 48 de la ley 24.449; vigente en la Prov. de Buenos Aires conf. ley n° 13.927).

    Es que, si al doblar a la izquierda el conductor del vehículo irrumpe en la línea de marcha de otro automotor, está a cargo de aquél demostrar que ha realizado el giro cuando éste se encontraba a distancia prudencial suficiente, para sostener que el hecho no constituía peligro alguno de colisión. (CNC.., S.F., “Vera, L.A.C., L.E. Y Otro S/Daños Y Perjuicios”, del 22/09/94)

    Quien va a realizar una maniobra como la de girar a la izquierda en una arteria de tránsito rápido e invadiendo la mano contraria, debe tomar todas las precauciones necesarias antes de emprenderla, aunque sea en lugar permitido, toda vez que con ella se interfiere la circulación de los vehículos que lo hacen por aquélla. (CNC.., S.I., “B., P.G.C.R., H.E.S.” del 30/11/90).

    A la postre, cabe destacar lo referido por el perito ingeniero mecánico, en cuanto a la expresa prohibición de girar a la izquierda existente en Fecha de firma: 27/12/2019 Alta en sistema: 30/12/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #19548950#253541613#20191227074510649 el lugar del hecho: “[…] Los semáforos en la intersección ‘B’ son solo de ‘paso’ y ‘pare’, por lo que no está permitido girar a la izquierda, no solo porque el semáforo no tiene flecha de giro, sino porque el cartel ubicado 40 metros antes lo prohíbe expresamente” (f. 269 vta.). Esto no fue rebatido por la parte demandada y citada en garantía, siquiera al momento de alegar sobre el mérito de la prueba.

    Así...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR