Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 19 de Septiembre de 2007, expediente Ac 94916

PresidentePettigiani-Roncoroni-Kogan-Genoud-Hitters-Soria
Fecha de Resolución19 de Septiembre de 2007
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 19 de setiembre de 2007, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresP., R., K., G., Hitters, S.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 94.916, "M. de G., M. contra A. de G., Florida. Desalojo".

A N T E C E D E N T E S

La Sala I de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Lomas de Z. revocó la sentencia de primera instancia que había rechazado la pretensión y, en consecuencia, acogió la demanda de desalojo (fs. 171/178).

Se interpuso, por la demandada, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 182/193).

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorP. dijo:

I. La Cámara revocó la sentencia de primera instancia que había rechazado la pretensión. En consecuencia, acogió la demanda de desalojo por entender, conforme a la prueba obrante en autos, que la accionada tenía la cosa bajo su poder, mas no tenía elanimus domini, por lo tanto no existió, dijo,prima faciela efectividad de la posesión invocada por la demandada (v. fs. 176/178).

  1. Contra esta decisión interpone la accionada recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley por el que denuncia la violación de los arts. 375, 676 y concs. del Código Procesal Civil y Comercial (v. fs. 190 vta. y 191 vta.).

    Luego de reseñar los antecedentes de la cuestión y analizar el objeto y la procedencia de la acción de desalojo, asegura que la vía elegida por la actora es improcedente y le achaca a la alzada el haber realizado el análisis del instituto de la posesión dentro de un proceso de desalojo, no siendo ello un tema inherente al mismo (v. fs. 184/188).

    Entiende que la ocupación de un inmueble en forma continua, no interrumpida, pública y pacífica, tal el caso de autos, hace presumir la presencia deanimus domini(conf. arts. 2351 y 2355 del Código Civil), por lo cual corresponde a quien pretenda que se trata de una simple tenencia, el acreditar que quien tiene la cosa lo hace en virtud de un título que implica reconocer a otro el dominio de ella (v. fs. 190).

    Por último, transcribe doctrina legal que pretende aplicable alsub lite(v. fs. 191 vta./192).

  2. El recurso no puede prosperar.

    La Cámara hizo lugar -en suma- a la pretensión de la actora, analizando en especial los testimonios que cita a fs. 175 vta. y 176, por entender inacreditado elanimus dominien la posesión de la demandada.

    Es doctrina de este Tribunal que la valoración de la prueba en general, el dar preferencia a algunos elementos de juicio respecto de otros así como determinar en qué carácter ocupa la finca la demandada por desalojo, constituyen típicas cuestiones de hecho que sólo pueden ser revisadas en la instancia extraordinaria cuando el recurrente evidencie que aquella apreciación resulta absurda (conf. Ac. 75.245, sent. del 4-X-2000; entre muchas otras).

    Se entiende por absurdo al error palmario, grave y manifiesto que conduce a conclusiones contradictorias, inconciliables e incongruentes con las constancias objetivas de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR