Michael Munro: 'Cualquier empresa que se niegue a pagar sobornos, perderá negocios'

 
EXTRACTO GRATUITO

Michael Munro tiene una tarea imposible: sanear de cualquier esquirla de corrupción a la constructora brasileña Odebrecht, la compañía que pagó los mayores sobornos reconocidos en la historia a nivel internacional. Mientras sus abogados negocian con el Gobierno un acuerdo para entregar información sobre el destino de US$ 35 millones en coimas que se desembolsaron en el país (según explicó la empresa ante las autoridades norteamericanas), este abogado con 25 años de experiencia en compliance (una práctica corporativa que obliga a cumplir las normas, algo más sencilla de explicar que de aplicar) reconoce sin rodeos que la compañía para la que trabaja "hizo las cosas muy mal". Su currículum muestra que está preparado para hablar sin vacilaciones sobre temas que a cualquier ejecutivo de carrera lo pondrían muy incómodo, como corrupción o sobornos, una práctica que Odebrecht desarrolló sistemáticamente en el último tiempo.

-¿Odebrecht es la empresa con peor reputación de la región?

-Lo que Odebrecht anunció públicamente es que estuvo envuelta en corrupción y pagos a varios gobiernos por una cifra más alta de lo que cualquier compañía lo haya hecho alguna vez. Hasta ahora ese lugar lo tenía Siemens. También fui jefe de Compliance de Baker Hughes Oil & Gas, hace aproximadamente 12 años, que en aquel momento era la empresa que había pagado el mayor monto de sobornos. Lo que ha pasado en los últimos 15 años es bueno. Las firmas debieron atender el hecho de manera abierta y pública, y a lo largo del tiempo los montos y penalidades se fueron incrementando.

-Odebrecht tenía una manera de hacer negocios en que sistemáticamente acudía a sobornos. ¿No es ingenuo pensar que cambiará de un día para el otro?

-Eso fue posible porque, al igual que otras empresas, ésta tenía cuentas bancarias que no estaban incluidas en sus declaraciones financieras normales. Odebrecht por años usó a PwC [una auditora externa] y ahora estamos usando otra, también muy grande. La única manera en que era posible que esto ocurriera era crear estas cuentas, que no podían ser rastreadas por los auditores. Crear cuentas fuera del balance es algo muy difícil. La única manera de que eso ocurra es que el nivel más alto de la compañía esté envuelto y preste su acuerdo. El CEO tiene que aprobar algo como esto. Y luego tiene que tener gente debajo de él que lo implemente. En el caso de Odebrecht, los 77 ejecutivos más importantes se fueron de la empresa. Marcelo [Odebrecht, ex CEO de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA