La mexicana Elektra se va del país y acusa a la inflación y el cepo

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando a http://www.lanacion.com.ar/1354761-la-pelea-de-los-magnates-mexicanoso, le preguntan cómo construyó su emporio económico siempre apela a una de sus frases de cabecera. "¿Cuál es el mejor negocio? Un banco. ¿Y el segundo mejor? Un banco mal administrado." Claro que toda regla tiene su excepción, y en el caso de Salinas el punto débil lo encontró en el mercado argentino.Ayer, http://www.lanacion.com.ar/844157-regresan-las-inversiones-en-consumocontrolado por Salinas, anunció a través de un duro comunicado "su retiro y liquidación de operaciones en la Argentina". La operación incluye el cierre de todas las sucursales de su cadena de electrodomésticos Elektra y de Punto Azteca, su financiera especializada en el otorgamiento de créditos para los segmentos no bancarizados de la población.A la hora de explicar su retirada del país, los mexicanos no anduvieron con vueltas y no tuvieron ningún empacho en culpar al "entorno macroeconómico" de la Argentina. "La decisión resulta de un difícil entorno macroeconómico y de negocios, que resta viabilidad a la operación en ese país", explicó la compañía en un inusual comunicado -por lo duro de su contenido- datado en Ciudad de México.Acto seguido, en la compañía hacen un repaso de las razones que los llevaron a cerrar su filial argentina, comenzando por http://buscar.lanacion.com.ar/cepo%20cambiarioque "limitan el acceso a mercancías para el comercio", pasando por "los controles al flujo de capitales que restringen la inversión".En Elektra también culpan a lahttp://buscar.lanacion.com.ar/tags/Inflaci%C3%B3nque dificulta el planeamiento de sus negocios, y "a la regulación laboral, que permite prácticas sindicales que afectan el ambiente de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA