Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 4 de Diciembre de 2018, expediente CNT 063854/2013

Fecha de Resolución 4 de Diciembre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII 63854/2013 JUZGADO Nº40 AUTOS: “MESSINA, N.V.C.G.A.M. Y OTROS S/ DESPIDO”

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 04 días del mes de diciembre de 2018, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR L.A.C. DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia que hizo lugar a la demanda y condenó en forma solidaria a A.M.G., G.O.V. y Medi Sistem S.R.L., viene apelada por los demandados a fs. 697/705 y por la actora a fs. 706/713. La representación letrada de la parte actora, postula la revisión de sus honorarios por considerarlos reducidos. La parte demandada hace lo propio con los honorarios regulados a los profesionales intervinientes, por elevados. El perito contador apela sus honorarios por bajos a fs. 696.

  2. Por una cuestión de orden metodológico, trataré en primer término el recurso de la parte demandada.

    La accionada se agravia por cuanto entiende que la sentenciante de grado omitió el tratamiento del planteo de inobservancia, por parte de la actora, del principio de invariabilidad de la causa de despido dispuesto en el artículo 243 de la Fecha de firma: 04/12/2018 Alta en sistema: 05/12/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #19840296#223187231#20181204124230749 L.C.T., ya que la intimación formulada por dicha parte se planteó en términos distintos a los invocados al momento de considerarse despedida y que, en virtud de ello, la procedencia del despido decretada en grado fue equivocada.

    No le asiste razón a la apelante en su planteo.

    La actora cursó su primera intimación a la demandada conforme el telegrama de fs. 77/79 del 12/4/2013 por el que intimó para que se aclarase su relación laboral, procediera al correcto registro del contrato de trabajo, así como al pago de diferencias salariales, aguinaldos y para que cesen los malos tratos y hostigamientos, bajo apercibimiento de considerarse despedida.

    Del telegrama rescisorio del 18/4/13, luce claramente que la actora cuando se consideró despedida, ratificó los términos de su anterior misiva y precisó: “…Destaco que su negativa resulta genérica, en un claro reconocimiento de los extremos denunciados en mi anterior telegrama. Ante la grave injuria que significa el desconocimiento de la verdadera relación laboral de dependencia que nos unía, como una pretensión de desvirtuar su responsabilidad e incumplimiento provocando un fraude laboral, la falta de pago de rubros salariales adeudados y el desconocimiento del maltrato y hostigamiento laboral, hago efectivo el apercibimiento conferido en mi anterior colacionado y me considero gravemente injuriada y despedida por su exclusiva culpa…” (ver fs. 86/88).

    Encuentro destacada la suficiencia de la comunicación telegráfica en el marco de las exigencias formales previstas en el artículo 243 de la L.C.T., debido a que por una parte, la actora denunció claramente la existencia de incumplimientos registrales y, por otra, al considerarse despedida remitió a su primera intimación. Los términos de la pieza postal permitían conocer con certeza la motivación de la denunciante, posibilitando a su empleadora acomodar sus defensas.

    Fecha de firma: 04/12/2018 Alta en sistema: 05/12/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #19840296#223187231#20181204124230749 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII Contrariamente a lo manifestado por la quejosa, dichos aspectos fueron analizados por la sentenciante de grado.

  3. La demandada se queja por los pagos en negro, cuya existencia tuvo por acreditada la Señora Jueza a quo. El pago de remuneraciones en forma clandestina debe demostrarse mediante una prueba asertiva y contundente que permita al juez conocer, con absoluta certeza, su existencia, actividad ausente en autos.

    En cuanto a la prueba testimonial (ver declaraciones de fs. 407, 514 y 609) no arrojó resultado positivo sobre la existencia de supuestos pagos “en negro” ni, menos aún, sobre su monto, en virtud de que todos los testigos fueron contestes en afirmar que no sabían cuánto cobraba la actora o precisaron que todos cobraban de la misma forma, sin efectuar consideraciones en particular sobre la actora.

    La accionante en su escrito de inicio denunció que percibía la suma de $

    3.500.- sin registrar (ver fs. 7/vta.).

    En cuanto a V., si bien declaró que: “…no recuerda cuando ganaba la actora…”, en cuando a la forma de pago precisó: “…mitad en blanco y mitad en negro...Que lo sabe porque todos cobrábamos de la misma forma” (ver fs. 407/409).

    Por su parte, A. en relación a la modalidad de pago dijo: “…Que era parte en blanco y parte en negro, todos los empleados cobraban de esta forma; que lo sabe porque en ocasiones el Sr. G.V. bajaba con los sobres de la plata y los repartía entre los empleados; y en otras ocasiones se lo dejaba a N. – actora- para que ella los repartiera; que el porcentaje que se pagaba en negro, que más o menos sería un 40% o 50% más o menos…” (ver fs. 514/516).

    G. declaró: “…Que no puede precisar el sueldo de la actora porque la actora percibía una parte en blanco y una parte en negro, que lo sabe porque el testigo por comentarios del personal de la empresa indicada y también por un hecho que paso Fecha de firma: 04/12/2018 Alta en sistema: 05/12/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #19840296#223187231#20181204124230749 en la empresa indica, del robo del dinero que pertenecía o destinado –en parte- al pago en negro de los empleados de la demandada Medi Sistem…que lo sabe porque ese día mismo día no recuerda que día era, ese día se digirió el testigo a la empresa indicada y se enteró que en la apertura de la empresa indicada se comete el ilícito…

    que se enteró por comentarios…Que se le pagaba a la actora como el resto de los empleados, salvo el testigo que cobraba todo en negro; era el pago en blanco según los Convenios y después todo en negro…”(ver fs. 609/611). El deponente funda sus dichos en comentarios y como consecuencia se convierte en un testigo “de oídas”, que se remite a lo que le enuncian o transmiten, pero no puede afirmar, ni mucho menos confirmar, la cuestión que se ventila, por lo cual su declaración carece de eficacia convictiva.

    Por ello, sugiero revocar el pronunciamiento en este aspecto.

    En consecuencia, la procedencia de la multa prevista en el artículo 10 de la Ley 24.013, debe ser desestimada, circunstancia que me exime del tratamiento del denominado “sexto agravio”.

  4. La demandada se agravia por cuanto la Señora Jueza a quo tuvo por acreditada la fecha de ingreso denunciada en el escrito de inicio (15/5/1996). Para así

    decidir, hizo mérito de las declaraciones de los testigos Verde (ver fs. 407), A. (ver fs. 514) y G. (ver fs. 609) y de la prueba documental que luce a fs. 109.

    El planto es procedente.

    La regla de la sana crítica impone una valoración profunda y meticulosa del material probatorio colectado en el expediente, concatenándolo entre sí y extrayendo, a partir de ello, conclusiones válidas del mismo. En lo que atañe a la testimonial, su fuerza probatoria dependerá de la circunstancia de que los testigos proporcionen la razón de sus dichos, es decir suministren las circunstancias de modo, tiempo y lugar Fecha de firma: 04/12/2018 Alta en sistema: 05/12/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #19840296#223187231#20181204124230749 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII que les permitieron tomar conocimiento de lo que narran y de su corroboración con las demás pruebas producidas, sin perjuicio de su cotejo con el relato efectuado por la parte proponente en cada uno de los escritos introductorios del proceso.

    Verde, precisó que: “…la dicente ingresó en mayo de 1997 hasta el 2001. Que la actora ya trabaja en la empresa…Que recuerda, cree que en el año 2000 le hicieron firmar como si fuera una renuncia a AMG pero no fue así. Que lo sabe porque la dicente era empleada y a todos los empleados les pasó lo mismo…Aclara que la actora ingresó un año antes y que lo recuerda porque unos días que la dicente ingresó

    se hizo un desayuno porque la actora cumplía un año en la empresa…” (ver fs. 407).

    Si bien la testigo fue compañera de trabajo de la actora, relató haber ingresado a trabajar en fecha posterior a la denunciada en el escrito de demanda, lo cual torna inverosímiles sus dichos, por cuanto no ha tomado conocimiento en forma directa de la cuestión de fondo que se ventila, ni puede dar cuenta de que la actora ingresó a trabajar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR