Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 17 de Febrero de 2017, expediente CNT 019387/2011/CA001

Fecha de Resolución17 de Febrero de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110081 EXPEDIENTE NRO.: 19387/2011 AUTOS: MESA H.R. c/ QBE ARGENTINA ART S.A.

s/ACCIDENTE - ACCION CIVIL VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 17 de febrero de 2017, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia se alza la parte actora a tenor del memorial que luce a fs. 514/23, mereciendo réplica de la contraria. Asimismo, los letrados intervinientes por ambas partes y las peritas médica y contadora apelan los honorarios fijados a su favor, por reputarlos insuficientes, El judicante de grado consideró acreditado que el demandante se encuentra incapacitado psicofísicamente en el orden del 26,04% de la T.O. con motivo del infortunio acaecido el 3/03/10. Tras considerar aplicable lo dispuesto por el art. 1113 del Código Civil entonces vigente respecto de la empleadora no demandada, desestimó la demanda impetrada contra la ART con sustento en lo normado por el art. 1074 del citado cuerpo legal y admitió el reclamo sistémico subsidiariamente efectuado. Finalmente, dispuso que el monto diferido a condena en concepto de la prestación contenida en el art. 14.2.a de la LRT devengue intereses desde el alta médica –nov./10- y hasta el efectivo pago, conforme la tasa prevista en el Acta Nº 2601 de esta Cámara, del 21/05/14.

La parte actora se queja del rechazo de la acción incoada con sustento en lo normado en el art. 1074 del Código Civil y al respecto adelanto que le asiste razón.

En forma preliminar se impone señalar que el sentenciante de grado arribó a la aludida decisión sobre la base de los siguientes fundamentos: “en virtud la naturaleza de la contingencia (el actor sufrió la amputación de la primer falange del dedo índice de la mano izquierda al introducirla en una guillotina propiedad del empleador) no existe posibilidad de asignar presupuesto de responsabilidad civil a la aseguradora en el presente caso. En efecto, el actor optó por no intentar responsabilizar civilmente también al empleador… (no demandado). Y en el caso de la aseguradora tampoco se invoca Fecha de firma: 17/02/2017 seriamente negligencia de su parte, ni dolo, ni ningún presupuesto de responsabilidad Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20617017#171860112#20170220094735682 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II objetiva. Tampoco se configura el supuesto del art. 1074CCiv. Estamos en presencia de un típico accidente de trabajo con intervención de cosa riesgosa. Fue la cosa riesgosa (propiedad del empleador no demandado) y la mecánica del trabajo (impuesta por el empleador no demandado) las causantes del evento dañoso, no una omisión de la aseguradora en los términos del art. 1074 CCiv. Que ni siquiera se invoca concretamente.

Ello basta para rechazar este aspecto del reclamo…”.

Refiere la recurrente en lo sustancial que –contrariamente a lo afirmado en el decisorio en crisis-, se describieron adecuadamente los presupuestos fácticos en los que se sustentó la demanda civil impetrada, esto es, las omisiones e incumplimientos de la demandada que actuaron como origen del hecho dañoso.

En forma preliminar se impone memorar que el art. 1074 del Código Civil -que rige el caso en análisis- dispone que “Toda persona que por cualquier omisión hubiese ocasionado un perjuicio a otro, será responsable solamente cuando una disposición de la ley le impusiere la obligación de cumplir el hecho omitido”. Una disposición de tal tipo se ubica en el art. 1749 del Código Civil y Comercial, y si bien existen posiciones doctrinarias que delimitan ciertas diferencias entre ambas normas, omitiré su tratamiento por cuanto resulta inconducente para la resolución del presente caso.

Por su parte, la LRT obliga a las aseguradoras de riesgos del trabajo a promover la prevención de los riesgos, a adoptar expresos deberes de contralor respecto del cumplimiento de las empleadoras de las normas de prevención y seguridad que tanto la LRT como la ley 19.587 y sus decretos reglamentarios establecen, debiendo también denunciar ante la SRT los incumplimientos que verifique en sus aseguradas y brindar capacitación en materia de prevención a los trabajadores (conf. arts. 4º inc. 1º y 31 de la LRT y dec. 170/96).

Es así que, verificada la existencia de un daño en la persona del trabajador, ocasionado por un incumplimiento del empleador de las normas legales de higiene y seguridad en el trabajo, sin que la ART haya denunciado el incumplimiento, o si hubiese omitido cumplir con sus obligaciones legalmente impuestas, esta última será responsable solidariamente con su asegurada frente al trabajador. Ello siempre que los daños y perjuicios sufridos por este último sean consecuencia de esa conducta omisiva de la aseguradora, es decir, que se verifique un nexo de causalidad adecuado entre la omisión en que hubiese incurrido y el daño sufrido por la víctima. Es decir que si bien el daño es generado por el empleador y/o el trabajo, se impone la sanción a la ART por no haber actuado para evitarlo, siempre, claro está, que ello fuera posible.

En tal contexto debe analizarse en forma restrictiva si están cumplidos los requisitos propios de imputación de responsabilidad subjetiva: daño, ilicitud y relación de causalidad entre el perjuicio y la conducta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba