La Presidenta cumple un mes sin aparecer en actos públicos y fija un nuevo modo de gestión

 
EXTRACTO GRATUITO

La retórica de la presidenta Cristina Kirchner fue durante seis añoshttp://www.lanacion.com.ar/1490127-numeros-y-contenidos-de-cristina-y-la-cadena-nacionalUtilizó el atril y la cadena nacional como plataforma comunicacional para controlar el mensaje y, sobre todo, quedar en el centro de la escena. Su presencia fue casi diaria hasta que la salud la obligó a frenar.Lo que en un primer momento fue una imposición médica mutó en estrategia política. Hoy se cumple un mes desde la última aparición en un acto público; en medio de una gran polémica, la Presidenta le entregó el diploma de teniente general alhttp://www.lanacion.com.ar/1649318-cristina-kirchner-encabezo-el-acto-por-el-ascenso-de-cesar-milaniEse día se dejó ver, pero no habló. http://www.lanacion.com.ar/1656576-volvio-cristina-a-la-casa-rosadaaún más. Su último discurso fue el 10 de diciembre en la celebración por los 30 años de democracia. Allí Cristina Kirchner dio un duro mensaje contra las fuerzas de seguridad que tenían en vilo al país con su reclamo salarial. Después de esa intervención llegó el silencio. Así, la Presidenta salió del centro y abrió el juego a sus funcionarios, sobre todo al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y al ministro de Economía, Axel Kicillof, quienes asumieron el 20 de noviembre."Lo que empezó como una estrategia se volvió una trampa, y les resulta difícil salir de ella porque las alternativas son también costosas, y puede ser que ya no sirvan para reparar el daño", señaló el sociólogo Marcos Novaro. Según el académico, "en principio Cristina Kirchner apostó a un verano tranquilo, con disimulado ajuste, que en todo caso se cargaría a otros, y lo que le permitiría retomar paulatinamente protagonismo con chances de recuperar la iniciativa. El poder que cedió a Capitanich siempre fue relativo, pero sí se le concedió un amplio rol como nuevo vocero oficial, con una nueva estrategia de comunicación que si salía bien podría posicionarlo y si salía mal sería su problema".El 8 de octubre la mandataria superó con éxito la intervención que le practicaron para quitarle el hematoma subdural derecho. La recuperación le demandó 45 días, tras lo cual volvió a mostrarse públicamente en un video que filmó su hija, Florencia. Después de eso sólo participó en cuatro actos (jura de nuevos ministros y el ascenso de Milani); incluso no utiliza la red social Twitter desde el 13 de diciembre.Se especulaba con que a la vuelta del Sur retomaría su habitual ritmo de exposición y discursos, pero...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA