Sentencia de Camara Civil y Comercial Federal- Sala Ii, 17 de Agosto de 2022, expediente CCF 002167/2012/CA002 - CA001

Fecha de Resolución17 de Agosto de 2022
EmisorCamara Civil y Comercial Federal- Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO CIVIL Y

COMERCIAL FEDERAL – SALA II

Causa n° 2167/2012

LA MERIDIONAL COMPAÑIA ARGENTINA DE SEGUROS SA c/

CORREO OFICIAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA SA

s/FALTANTE Y/O AVERIA DE CARGA TRANSP TERRESTRE

En Buenos Aires, a los 17 días del mes de agosto de 2022, se reúnen en Acuerdo los señores jueces de la Sala II de esta Cámara para dictar sentencia en los autos del epígrafe. Conforme con el orden de sorteo efectuado, el doctor A.S.G. dice:

  1. La Magistrada de primera instancia, en el pronunciamiento de fs. 308/312 vta., hizo lugar a la demanda interpuesta por LA MERIDIONAL

    COMPAÑÍA DE SEGUROS SOCIEDAD ANÓNIMA (en adelante, La Meridional) contra CORREO OFICIAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

    (en adelante, también me referiré a dicha parte como CORASA), condenando a este último a abonar la suma de U$S 2.839,20.-, con más los intereses establecidos en el Considerando V y las costas del proceso.

    Para decidir del modo en que lo hizo, inicialmente rechazó el planteo de falta de legitimación activa articulado por la demandada. A

    continuación, tuvo por acreditado que entre la actora y la empresa de telefonía celular AMX Argentina S.A. (ex CTI) existió un contrato de seguro y que, a su vez, la asegurada (AMX Argentina S.A.) celebró un contrato de transporte y distribución de mercadería con el Correo Oficial de la República Argentina S.A. En ese marco, la compañía de telefonía celular y CORASA dispusieron que este último se encargara del traslado de los productos desde la Unidad de Servicios Logísticos sita en Benavidez, Provincia de Buenos Aires, hacia el Centro de Tratamiento Postal de la Provincia de Córdoba.

    Señaló que la carga fue transportada a través del contenedor COL

    2706812 D COR y que, una vez arribada a destino con fecha 21/03/2011, se verificó un faltante de veinte unidades del teléfono “Blackberry 9300 3G”, lo que motivó la pertinente denuncia policial por parte de la propia accionada, la que fue adjuntada a la causa por dicha parte y autenticada mediante el informe Fecha de firma: 17/08/2022

    Firmado por: E.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.S.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: FLORENCIA NALLAR, JUEZ DE CAMARA

    pericial obrante en autos. A su vez, tuvo por demostrado el pago efectuado por la aseguradora accionante a la compañía de telefonía celular antes aludida en concepto de indemnización por la suma de U$S 2.839,20.-, monto que, dijo,

    fue determinado por los peritos y liquidadores de la empresa P. Browne & Cia S.A.

    Así las cosas, la a quo dio cuenta de que el deber de transportar un cargamento no se consume con el mero viaje del vehículo, sino con la entrega de aquel (arts. 162 y 170 del Código de Comercio) y que, en ese sentido, su falta de entrega resulta imputable al transportista, al menos que éste pruebe que la omisión provino de un caso fortuito o fuerza mayor, lo que en el caso no ocurrió. Sostuvo que la accionada únicamente se amparó en la cláusula de eximición del contrato de seguro que fue analizada en el Considerando II del fallo, cuya eficacia liberatoria fue desestimada.

    En consecuencia, estableció que CORASA debía responder ante el incumplimiento de la obligación a su cargo, es decir, la entrega de la mercadería –completa y en buen estado- en el lugar de destino y en el tiempo convenido, por lo que la demanda debía prosperar por la suma de U$S

    2.839,20.- equivalente al monto abonado por la actora a su asegurada, con más los intereses fijados.

  2. Dicho decisorio fue apelado por la parte demandada a fs. 314,

    quien expresó agravios a fs. 347/349, los que no fueron replicados por la actora.

    Las quejas de la apelante se refieren -en apretada síntesis- a que:

    1. Yerra la a quo al desestimar la defensa de falta de legitimación activa; b) Se queja de la responsabilidad atribuida por la sentenciante de grado a su mandante, pues dice que no tuvo en consideración la cláusula novena del contrato celebrado que prevé la eximición de responsabilidad en los casos de hurto y ausencia de dolo o culpa grave; y, finalmente, c) Se agravia de la imposición de las costas del proceso.

  3. Sentado lo expuesto, es dable señalar, en primer lugar, que no se encuentra controvertido en autos que la actora celebró un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR