Mercados de carbono.

Autor:Castillo Marin, Nazareno

El cambio climatico y los acuerdos internacionales

El aumento paulatino en la concentracion atmosferica de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) desde el inicio de la Revolucion Industrial, ha resultado en una serie de alteraciones en los patrones climaticos. Estos cambios en el clima se deben en gran medida a las emisiones derivadas de actividades humanas vinculadas al consumo energetico (en la industria, el transporte y los hogares), asi como en consecuencia a las actividades de agricultura, ganaderia y deforestacion.

Los impactos del cambio climatico, cuya visibilidad se ha ido intensificando con el paso del tiempo, resultaron primero en el establecimiento de la Convencion de Naciones Unidas sobre el Cambio Climatico y luego en el Protocolo de Kyoto.

El Protocolo determina compromisos de reduccion/limitacion de emisiones para los paises industrializados listados en su Anexo B. El compromiso colectivo implica reducir, para el 31 de diciembre del 2012, las emisiones de ese conjunto de paises en al menos un 5% con respecto a las que tenian en 1990. Estados Unidos es el unico pais del Anexo B que no ratifico dicho Protocolo.

Para cumplir con esos compromisos, los paises listados en el Anexo B deben emprender acciones de mitigacion nacional, ademas de poder utilizar los mecanismos de flexibilidad que se establecen en el Protocolo: el Comercio de Emisiones, el Mecanismo de Desarrollo Limpio y la Implementacion Conjunta.

Los mercados de carbono

El Comercio de Emisiones, surge con la asignacion de permisos de emision (AAU) (1) a los paises del Anexo B. Los paises Anexo B recibieron una cantidad de AAUs equivalente a sus objetivos de emision en el periodo 20082012, que por otro lado se basaron en proyecciones de las emisiones de estos paises en ese periodo de tiempo con respecto a las que tenian en 1990. Sin embargo, el colapso en la economia de algunos paises con economias en transicion, resulto en una disminucion notable de sus emisiones, incluso por debajo de las que tenian en el ano 1990, originando excesos de oferta de AAUs que se conocen con el nombre de "aire caliente". Esta denominacion despectiva, obedece al hecho de que no son reducciones resultantes de la implementacion de politicas de mitigacion (2), sino que son la consecuencia indirecta de una problematica economica que implico el cierre de una gran cantidad de industrias emisoras.

Mientras la oferta aumentaba, se produjo una caida considerable de la demanda, como consecuencia de la no ratificacion del Protocolo por los Estados Unidos (principal emisor a nivel mundial y consecuentemente principal demandante de unidades de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba