Mercado inmobiliario 2019: las claves para aprovechar las oportunidades

 
EXTRACTO GRATUITO

El sector inmobiliario atraviesa un ciclo en baja marcado por la devaluación y por la incertidumbre típica que generan los años de elecciones presidenciales. En marzo se cerraron solo 2738 operaciones de compraventa en la ciudad de Buenos Aires -según datos del Colegio de Escribanos-, que representa una baja de más del 55%, comparado con el mismo mes del año anterior y son números similares a los de marzo de 2013, en tiempos del cepo cambiario. Además, fue el décimo mes de caída consecutiva. "Si no hubiera elecciones, el nivel de operaciones podría haber sido mejor", analiza José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.En este escenario de dudas, los inversores están en "modo espera". Es decir, solo reaccionan ante verdaderas oportunidades de precio. Además, la evolución de la renta anual que deja el negocio de alquiler tampoco los motiva: ronda el 3,4% en dólares. "Se necesitan 29,8 años para recuperar la inversión", afirma Federico Barni, director ejecutivo de Navent, el grupo propietario de ZonaProp.Los inversores son los que históricamente movieron el mercado, incluso a mediados del año pasado, cuando el comprador del segmento medio que adquiría una propiedad con crédito dejó de ser el motor. "Sí apareció el inversor de sangre, el que busca fuertes descuentos y que había desaparecido. Y es bueno que esté mirando al ladrillo", reflexiona Gonzalo Monarca, presidente del grupo desarrollador homónimo.Hoy, el mercado solo se mueve por el consumidor final que no puede o no quiere postergar la operación. "Es el que tiene alto poder adquisitivo", agrega Monarca, quien desarrolla Azzurra, un barrio cerrado de US$50 millones de inversión ubicado en Tortugas y en el que los lotes se venden desde los US$150.000. El desarrollador tiene una mirada optimista sobre lo que viene. En menos de un año vendió los 150 lotes de la primera etapa a un promedio de US$120.000.Un negocio distinto es al que apuntan los desarrolladores que se stockearon de terrenos en barrios como Almagro, Boedo, Constitución y La Boca. Son zonas con tierra accesible y que permiten construir proyectos con tickets de unidades que calificaban para los créditos. Los empresarios ya digirieron que este segmento, por ahora, no arrancará y dilatan los lanzamientos. "Este es un buen momento para trabajar puertas adentro y generar stocks de buena tierra para construir. Y, por otro lado, vale la pena acelerar los proyectos para aprovechar la diferencia que genera un escenario de precios en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA