Menos zapping, más respeto

 
EXTRACTO GRATUITO

Desordenado institucionalmente, con un controvertido formato de 30 equipos y sin resolver muchas cuestiones de fondo. Aun así, el fútbol argentino se permite ciertas paradojas con este Torneo Transición que tiene las semanas contadas. Un año atrás, la simultaneidad de partidos locales para seguir por TV se sumaba a la siempre tentadora oferta de ver encuentros de las ligas europeas; en rigor, esta última posibilidad continúa y acapara una enorme atención por motivos lógicos: figuras, técnicos que marcan tendencia, gustos futbolísticos. Salvo casos puntuales, era una utopía detener el zapping en algún choque doméstico que no involucrara a alguno de los clubes grandes.

Pasó el tiempo (no mucho) y sin necesidad de incurrir en un discurso localista, el Transición supo ganarse una mayor consideración. Obvio que ante un derby español, un gran choque de la Premier League, uno del Bayern de Guardiola o del PSG, es difícil competir y la elección tambalea. Pero del mismo modo, propuestas más atrevidas -con riesgos incluidos-, mayor cantidad de goles, imprevisibilidad acentuada en la pelea por el título, surgimiento de nuevas figuras...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA