Menos planes y más trabajo: elegir qué hacer y a quién votar

"No queremos planes, queremos trabajar", decía una señora con un grito desesperado, llevando un bebe en los brazos, después de la represión policial que vivió la gente que se manifestaba en la plaza principal de la ciudad de Tucumán. ¿Qué hace que una mujer con por lo menos un hijo diga que no quiere planes, que quiere trabajar? ¿Qué es lo que ofrece el empleo que no proporciona un subsidio?

En primer lugar, libertad. La definición de este término tan preciado, según la Real Academia Española es:

  1. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

  2. Estado o condición de quien no es esclavo.

  3. Estado de quien no está preso.

  4. Falta de subordinación.

  5. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.

  6. Condición de las personas no obligadas por su estado al cumplimiento de ciertos deberes.

Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la UCA, el 28,6% de los hogares del país tiene algún plan social, que representa el 50% de los hogares de más bajo capital educativo. A menor educación, menores oportunidades. "Existen 62 diferentes planes sociales en la Argentina", afirma Víctor Beker, ex director de estadísticas económicas del Indec y director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la UB. Sólo la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo para Protección Social llegan a más de 7,7 millones de personas, según datos de la Anses. Los titulares de derecho de la AUH cobran $ 837 por mes.

Pero hay contraprestaciones. "Muchos de quienes tienen planes tienen la visita del recaudador del barrio, que les pide un porcentaje, amenazándolos con sacarles el beneficio si no pagan. También tienen la obligación de ir a las marchas a las que convoca el puntero", dice Beker. Y está el voto, la amenaza tantas veces escuchada de que van a perder la asignación si no gana el candidato oficialista. Hasta se han visto durante elecciones pasadas a los ómnibus que buscan a la gente para votar, donde una persona reparte la boleta en mano a quienes van bajando. Es el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba