Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 6 de Febrero de 1996, expediente C 53367

PonenteJuez PISANO (SD)
PresidentePisano-Negri-Mercader-San Martín-Rodríguez Villar
Fecha de Resolución 6 de Febrero de 1996
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a seis de febrero de mil novecientos noventa y seis, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores P., N., M., S.M., R.V., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa Ac. 53.367, "M., J. contra G.S., D.. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de San Isidro confirmó en lo principal el fallo de primera instancia.

Se interpuso, por la parte demandada, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorP. dijo:

  1. Refiere la Cámara que las lesiones que sufrió el actor, determinaron la instrucción de la causa penal que culminó conforme a las previsiones del art. 382 inc. 3º del Código de Procedimiento Penal.

    Sostuvo que la misma tendió a determinar la existencia de un hecho punible para, -de establecerse prima facie la responsabilidad penal de su autor-, someterlo a la acción represiva del Estado, y que el sobreseimiento provisorio se fundó entonces, en no surgir prima facie acreditada dicha responsabilidad, pero no emitió juicio sobre el hecho, sino apenas -provisoriamente- sobre la circunstancia de que no estaba en principio comprobado que el imputado delinquiera.

    Semejante sobreseimiento no fue, pues, un pronunciamiento que haya tenido fuerza de cosa juzgada acerca del hecho principal, y dejó intacta la atribución de la justicia civil en la demanda resarcitoria para investigar y decidir sobre la responsabilidad del demandado (el subrayado me pertenece), por lo que concluyó que no pudo sostenerse que dicho sobreseimiento fue una sentencia firme con fuerza de cosa juzgada en este fuero.

    Sostuvo la responsabilidad del demandado establecida en primera instancia, por tratarse de un hecho ilícito en el que intervino el rodado de la demandada -cosa riesgosa por antonomasia- recayendo sobre ésta la presunción de responsabilidad que determina el art. 1113 del Código Civil, de la que sólo puede liberarse total o parcialmente, demostrando que el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR