Megaciudades: una amenaza fuera de control para el mundo en desarrollo

 
EXTRACTO GRATUITO

Ni Nueva York ni Tokio ni Ciudad de México. En 2100, el ranking de las ciudades más pobladas del mundo podría estar encabezado por Lagos (Nigeria), Kinshasa (República Democrática del Congo) y Dar es-Salam (Tanzania). África se convertiría en el nuevo rey de las megaciudades -aquellas que tienen más de 10 millones de habitantes-, seguida por la India y el sudeste asiático. Más rezagada quedaría China.Las proyecciones parten de un estudio del Instituto de Tecnología de Ontario, que predice distintos escenarios demográficos. No es novedad que el centro de gravedad del mundo urbano se mueva hacia los países en vías de desarrollo. Ya lo advirtió la ONU en su informe de mayo pasado. Según el organismo, se espera que para 2030, seis de cada diez personas en el mundo vivan en áreas urbanas (hoy, la mitad de la población lo hace) y el 90% de este crecimiento estará concentrado en África y Asia.El gran desafío es cómo convertir estas nuevas megaurbes -que tendrán una cantidad exorbitante de habitantes- en lugares inclusivos, seguros y con una infraestructura urbana suficiente. Hay dos escenarios posibles, según dijo a LA NACION Daniel Hoornweg, uno de los autores del estudio y prestigioso urbanista. "Las ciudades en África, que crecerían a finales de este siglo, podrían impulsar la economía local y luego la economía global, con nuevas formas de generación de riqueza [idealmente con un mínimo de energía y basura, o todos estaremos en problemas]. O podrían aumentar su población sin que su economía creciera a la par, y aquí tendríamos fricciones políticas y desafíos globales. Por ejemplo, refugiados ambientales", explicó el experto.Son muchas las ciudades africanas que enfrentan los problemas que conlleva la urbanización no planificada, pero Lagos es quizás el ejemplo perfecto de este fenómeno. En 1960, la entonces capital de Nigeria era una ciudad costera de estilo occidental con 180.000 habitantes y aldeas semirrurales que la rodeaban. Pero luego de que millones de nigerianos de todo el país se instalaran allí para buscar trabajo, Lagos pasó a tener unos 20 millones de habitantes. Las calles se transformaron en laberintos colapsados de autos y mototaxis, los cortes energéticos se volvieron habituales y el 60% de los habitantes de la ciudad viven en villas miseria.Lagos es en la actualidad la décima ciudad más poblada del mundo, pero según los autores de la investigación, si la natalidad continuara a este ritmo y la migración del campo a la ciudad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA