Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 18 de Septiembre de 2018, expediente CNT 047787/2015/CA001

Fecha de Resolución18 de Septiembre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 47787/2015/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA 82052 AUTOS: “MAZZIERI ROBLES CESAR NAHUEL C/ INFRAESTRUCTURA BÁSICA APLICADA S.A. S/ DESPIDO” (JUZGADO Nº 50).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 18 días del mes de SETIEMBRE de 2018 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

  1. Contra la sentencia de grado que hizo lugar a la demanda (v. fs. 141/145 vta.) se alza la parte demandada a fs. 147/150, que mereciera réplica de la contraria a fs. 152/153 vta., y por sus honorarios lo hace la perito contadora a fs. 146.

    La accionada formula agravios porque el juez de grado consideró que la vinculación habida entre las partes se encontraba excluida del régimen de la construcción y comprendida en el régimen general de contrato de trabajo, resultando aplicable al actor las disposiciones del C.C.T. Nº 660/13.

    En primer término, debo señalar que la demandada no cuestiona la descripción de las tareas para las que fue contratado el actor sino su falta de encuadramiento en el régimen de la ley 22.250. En particular, la apelante no se hace cargo de los fundamentos de la sentencia de grado en cuanto a que las tareas de Técnico realizadas por el demandante no se encontraban comprendidas en el ámbito de aplicación personal del convenio 76/75 sino que surgen con claridad del art. 4º del CCT 660/13 que transcribe.

    Entre la locación de obra y la locación de servicios media la diferencia entre hecho y por hacer. En el contrato de locación de servicios, quien presta el servicio no pone en el contrato una mercancía o un producto, sino una fuerza de trabajo capaz de producir un resultado en el marco del contrato. Y precisamente, como pone de resalto el juzgador de primera instancia, para que el estatuto de la construcción resulte operativo, es necesario que la contratación sea de obra. Cuando lo que se compromete en el contrato no es la obra sino una serie indeterminada de actor por un tiempo de contratación, la relación entre la comitente y la empleadora es de locación de servicios y, por tanto excluida del régimen de la construcción que tiene en vista contratos de locación de obra, como puede observarse de analizar todas las hipótesis de los artículos 1 y 2 de la ley 22.250. No está

    demás señalar que la condición de constitucionalidad del régimen de extinción de la relación laboral de la construcción tiene en vista esta situación de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba