Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 18 de Julio de 2019, expediente CNT 045389/2013/CA001

Fecha de Resolución18 de Julio de 2019
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA Nº 45389/2013 “MATULICH JOSE MARIA C/ PROVINCIA ASEGURADORA DE RIESGOS DEL TRABAJO S.A. s/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL” – JUZGADO Nº 10.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 18/07/2019, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La doctora D.C. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia (ver fs. 184/189), se alza Provincia ART S.A., en los términos del memorial que obra a fs. 190/196, con réplica del accionante, a fs. 198.

    La juzgadora de anterior grado, precisó que la demandada reconoció “haber recibido la denuncia del siniestro de fecha 3.7.13 objeto del presente reclamo, que se suministró atención médica y tratamiento al trabajador por lumbalgia post esfuerzo hasta que finalmente fue dado de alta sin incapacidad”.

    Luego, cabe señalar que llega firme a esta alzada, que el actor presenta una incapacidad psicofísica del 18,26%. Ello, dado que no se cuestionó que el perito médico, informó que el trabajador, a raíz del accidente sufrido (levantar latas pesadas), presentó un episodio de lumbalgia post esfuerzo, que padece limitación funcional en la columna lumbar y lumbalgia postraumática con alteraciones clínicas, radiográficas y electromiográficas moderadas y Reacción Vivencial Anormal Neurótica de Grado II.

    Asimismo cabe aclarar, que no se discute el derecho en el que la juez de anterior instancia fundó su decisión (L.R.T.), ni la forma de determinar el monto por el que prosperó la demanda (art. 14 inc. 2 ap. a, con más el 20%, conforme art. 3 de la ley 26.773).

    Por otra parte, la juzgadora de anterior grado estableció, que el momento a partir del cual corresponden intereses, es desde el día 03/07/2013 (fecha del siniestro). A su vez, determinó que los mismos eran conforme Actas 2.601 y 2.630.

    Por último, estableció las costas a cargo de la ART vencida.

  2. Provincia ART S.A., interpreta que conforme el artículo 6 del decreto 717/96, “la aseguradora está obligada a atender la denuncia y brindar atención médica, (pero) de modo alguno ello significa la aceptación del siniestro y su correspondiente indemnización”. Agrega que prestar la atención médica, no es reconocer el siniestro ni la responsabilidad, sino “otorgar al trabajador la solución medica por el accidente sufrido” (sic. destacado, me pertenece, dado que reconoce el siniestro. Igualmente, sobre este tema, Fecha de firma: 18/07/2019 volveré).

    Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #20028095#239999602#20190718151122467 Poder Judicial de la Nación En similar sentido, sostiene que la pericial médica, “no constituye el único fundamento de la decisión jurisdiccional, toda vez que ésta se integra con los demás elementos de prueba idóneos producidos en la causa. El dictamen médico es uno de ellos, pero no se le puede asignar pleno valor probatorio, si no se encuentra avalado por otros medios”.

    En definitiva, se queja haber sido condenada en base a la pericial médica, dado que no se acreditó la relación causal.

    Por último, apela la fecha del comienzo de intereses y la tasa de interés dispuesta.

  3. Con respecto a la falta de relación causal con el siniestro, cabe señalar que el agravio, no reúne los requisitos de admisibilidad previstos en el art. 116 de la L.O., pues no constituyen una crítica concreta y razonada del fallo de primera instancia, en la que se demuestre punto por punto la existencia de errores de hecho o de derecho en que pudiera haber incurrido la juzgadora, con la indicación de las pruebas de las normas jurídicas que la recurrente estime que la asiste y ello por cuanto disentir con la interpretación judicial, sin fundamentar la oposición o sin dar bases jurídicas a un distinto punto de vista no es expresar agravios.

    En definitiva, la parte no formuló ninguna pretensión clara de por qué no debería prosperar la pretensión del actor, sin indicar ninguna prueba concreta, ni tampoco circunstancias imputables, que desvirtúen las valoraciones efectuadas a consecuencia de la prueba pericial.

    Digo así, puesto que no resulta ser un hecho controvertido, sino que por el contrario, la propia ART reconoció haber recibido una denuncia de accidente y haber otorgado las prestaciones médicas (ver contestación de demanda, a fs. 32/52, en especial fs. 28/29, 34 vta. y 73/75).

    Luego, no se observa que la aseguradora hubiese cumplido con el art. 22 del Decreto Nº 491/97, el cual modifica el artículo 6° del Decreto N° 717/96, habiendo expresamente rechazado la denuncia...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR