Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 21 de Septiembre de 2017, expediente CNT 049741/2014/CA001

Fecha de Resolución21 de Septiembre de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 111180 EXPEDIENTE NRO.: 49741/2014 AUTOS: MATO, M.N. c/ SWETT AND SALAD S.R.L. s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 21 de Septiembre del 2017, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar, parcialmente, a las pretensiones deducidas en el escrito inicial y condenó a la demandada a abonar al accionante algunos rubros salariales e indemnizatorios reclamados. A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte actora, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (ver fs. 162/166). Asimismo, la perito contadora a fs. 161 apela los honorarios que le fueron regulados por juzgarlos bajos.

La parte actora se agravia porque el sentenciante de grado invirtió la carga de la prueba de la jornada de trabajo. Objeta que no se haya aplicado la presunción del art. 55 LCT respecto de las circunstancias que debían constar en los asientos contables: remuneración, asignaciones adeudadas, jornada laboral, etc. Se queja por la forma en que fue valorada la prueba testimonial y porque no se hizo lugar a las diferencias salariales reclamadas con fundamento en la supuesta errónea categorización. Critica la base salarial adoptada para calcular los rubros diferidos a condena, la no viabilización del reclamo por horas extra y de la indemnización del art. 132 bis LCT. Solicita se haga lugar íntegramente a la demanda con costas a los demandados.

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios expresados en el orden que se detalla en los considerandos subsiguientes.

Los términos de los agravios imponen señalar que la actora denunció en el escrito inicial haber prestado tareas en calidad de “Primera Vendedora” y no de “Segunda Vendedora”, como se consignó en los recibos de haberes, en el establecimiento de la demandada que gira bajo el nombre de “Confitería Castell’s”.

Precisó que su “horario de trabajo era lunes, martes y jueves de 13.00 a 22.00 hs y viernes, sábados y domingos de 14.00 a 23.00 hs, gozando de un solo franco semanal los Fecha de firma: 21/09/2017 días miércoles, es decir, desempeñaba una jornada de 9 hs por día”. Dijo que “a pesar de Alta en sistema: 02/10/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #24105538#189023220#20170922110102608 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II la jornada efectivamente desempeñada, la accionada abonaba un sueldo básico de manera unilateral e insuficiente de $ 3.404 por la falsa jornada de trabajo y categoría consignada en los recibos, sin pagarle jamás ni horas extras realizadas ni lo establecido para la real jornada de trabajo de 9 hs diarias y para su real categoría laboral de “Primera Vendedora” ($ 7.673)”. En virtud de ello, reclamó las diferencias salariales derivadas de considerar lo abonado y lo que le correspondía según la jornada y la categoría que invocó en el escrito inicial (ver fs. 6/7).

La demandada, en el responde, dijo que la actora ingresó a laborar “bajo la categoría de segunda vendedora y no de primera vendedora...”.

Señaló que “la segunda vendedora tiene como función relevante atender a la clientela del establecimiento” y que “la función de la primera vendedora es organizar y recabar pedidos, atender al público, recibir los llamados a fin de evacuar consultas, ver que esté la mercadería bien dispuesta y advertir en caso de faltante, etc... es decir, cumple una función más abarcadora que la anterior”. Dijo que la accionante “tenía como principal función atender a los clientes a fin de proveerlos de aquellas mercaderías que solicitaban en el local y que jamás ejerció funciones de primera vendedora...”. Manifestó que la actora “siempre realizó tareas de media jornada, tal como consta en su recibo de sueldo...” (ver fs. 44/45).

Sobre el particular, creo necesario resaltar que esta S., en reiteradas ocasiones, ha señalado que, cuando la empleadora invoca una jornada reducida es ella quien tiene la carga de probar esa situación de excepción (in re "B.E.S. c/ Integralco SA y otro s/ despido” SD Nº: 99.574 del 31/8/11; "P.M.L.J. c/ Borges 1757 S.A. y otros s/ despido” SD 99.904 del 17/11/11 del Registro de esta Sala)...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR