Mataderos, un barrio dividido por la actividad del Mercado de Hacienda

Cabezas de ganado asoman entre las barras de los camiones jaula, con la mirada perdida. Todos se dirigen lentamente hacia la intersección de la avenida Eva Perón y Lisandro de la Torre, el único ingreso del Mercado de Hacienda de Liniers, en el corazón de Mataderos. Es bien temprano; el sol sale lentamente y el movimiento alrededor del predio es intenso. El atracadero recibe cerca de 300 camiones por día que trasladan vacas y novillos, grandes y chicos, de distintas razas. El de Buenos Aires es el mercado de hacienda más grande del mundo: comercializa cerca de 140.000 cabezas por mes.

Pero en torno a este predio de 34 hectáreas delimitado por el Club Nueva Chicago, la avenida Lisandro de la Torre, la avenida Eva Perón y la calle Murguiondo, hay un barrio que está dividido por una polémica: su ubicación despierta el malestar de los vecinos. El microclima de campo, en plena urbe de cemento, despierta mucha oposición. Para otros, es una fuente de trabajo.

Una ley de 2001 de la Legislatura de la ciudad dispone que el emblemático mercado porteño debe ser mudado a San Vicente, provincia de Buenos Aires. Sin embargo, a través de acuerdos políticos entre el directorio de la institución y el gobierno porteño, ese traslado se viene postergando año tras año.

Allegados al jefe de Gabinete porteño y actual candidato a suceder a Macri por Pro, Horacio Rodríguez Larreta, sostienen que hay una intención de la Ciudad de buscar un lugar alternativo para el Mercado de Hacienda, porque "no tiene sentido esta actividad en medio de la ciudad". De ser así, el gobierno porteño debería coordinar ese traslado con el gobierno nacional, propietario del terreno en Mataderos.

A unos pocos metros del predio se alzan Ciudad Oculta y el barrio de monoblocks Los Perales. Algunos vecinos de la zona están cansados del tránsito que genera el mercado vacuno y, también, de los olores que emanan continuamente. Otros, en cambio, están contentos: en algunos casos el mercado genera empleo.

"Tenemos gente a favor y en contra desde siempre. Hay vecinos que viven del mercado y otros que preferirían que acá hubiera un shopping. No todo el mundo está contento", dijo Ignacio Gómez Álzaga, consignatario y ex vicepresidente de la institución.

"Es ilógico que tengamos un mercado de hacienda en medio del barrio. Entiendo que es tradición, pero entre los camiones y el olor se vuelve insoportable estar acá", comentó Alfredo Casano, un vecino que vive sobre Lisandro de la Torre.

El mercado es...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR