Massa quiere destinar el 1,5% del PBI a crear guarderías infantiles

 
EXTRACTO GRATUITO

Sergio Massa de su propuesta educativa y anticipó que, si llega a la Presidencia, destinará el 1,5% del PBI a la creación de guarderías que reciban a los bebes a partir de los 45 días, para asegurar la nutrición durante el período crítico de formación del cerebro. Decidido a generar polémica en cada día que resta para las elecciones de octubre, advirtió también que empleará el presentismo para "castigar a los docentes faltadores" y que sacará del aula a los maestros que durante dos años seguidos no logren mejorar las evaluaciones de sus alumnos.

El candidato presidencial del frente UNA aprovechó también que el sciolismo se bajó del debate educativo que iba a realizar esta noche el canal TN, para improvisar una suerte de comparación con las políticas educativas del gobernador Daniel Scioli y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. Mostrando videos de sus rivales, acusó al primero de apuntar a la "mediocridad", por eliminar los aplazos en las escuelas provinciales; al segundo le enrostró la fuga de alumnos porteños hacia los colegios privados.

Massa ya había adelantado el año pasado que pretendía una reforma educativa que empezaba por definir metas a largo plazo (con la participación del sector productivo, gremios y especialistas) y, a partir de allí, establecer un sistema de evaluaciones para saber si, año a año, los alumnos de cada escuela mejoraban o no. También, que se subiría el salario de los docentes que elevaran el rendimiento de sus alumnos y se enviarían a los mejores docentes a las escuelas con mayores deficiencias.

Ayer, junto al candidato a vicepresidente de UNA, Gustavo Sáenz, y su especialista en educación, Gustavo Iaies, Massa entró en detalles más polémicos de su propuesta: el uso del presentismo y las sanciones a los docentes con malos resultados.

Si bien no quiso anticipar qué porcentaje del salario de un docente debería representar el presentismo, dejó en claro que debería ser alto. "Cuanto mayor sea el porcentaje de presentismo, más castigado se va a sentir el docente faltador que no le preocupa la educación de nuestros hijos", señaló.

También rechazó los planteos mayoritarios de los gremios, que ven en el presentismo una medida coercitiva para evitar las medidas de fuerza. "Algunos gremialistas no quieren el presentismo para tener a los docentes haciendo política y no en el aula", sostuvo, y remarcó: "Al buen docente le gusta que le reconozcan el presentismo".

En diálogo con LA NACION, Iaies anticipó la otra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA