Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala H, 2 de Diciembre de 2016, expediente CIV 101780/2009/CA002

Fecha de Resolución: 2 de Diciembre de 2016
Emisor:Camara Civil - Sala H

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H “M., M.A. c/A., F. y otro; s/ simulación”.

E.. N° 101780/2009 Juzgado n° 41 En Buenos Aires, a días del mes de diciembre del año 2016, hallándose reunidos los señores Jueces integrantes de la Sala “H” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, a los efectos de dictar sentencia en los autos: “M., María Adelaida c/

Arnaldo, F. y otro; s/ simulación” y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, la Dra. A. de B. dijo:

I- Vienen los autos a este Tribunal con motivo del recurso de apelación interpuesto por la actora M.A.M. contra la sentencia de fs.683/691 que rechazó la demanda de nulidad de acto jurídico que fue interpuesta contra F.A. y H.A., referida a la compraventa del 50% indiviso del inmueble sito en la calle V. 3368, de esta ciudad, por no considerarla simulada.

Expresa agravios la actora a fs.708/714 y peticiona que se revoque el decisorio de grado, con costas.

Dice que luego de la venta simulada en el año 1996 del 50% indiviso del inmueble, permaneció viviendo en el mismo, sin que los padres de los accionados, ni éstos hubieran realizado acto posesorio alguno. Remarca que la actora nunca pagó alquiler, ni tampoco existió un comodato a favor de C.Z.H., madre de los accionados, por cuanto la compraventa efectuada no fue un acto real.

Indica que no se realizó contradocumento, dado que existían circunstancias graves que demostraban que el acto era simulado tal como lo prevé el art. 960 CCivil, no solo por su permanencia en la vivienda enajenada, sino por la amistad que la unía con C.H., madre de F. y H.A.. Agrega que la compradora no tenía capacidad económica para adquirir ese porcentaje de la vivienda, y menos aun para no usufructuarlo durante tantos años. Hace referencia a las Fecha de firma: 02/12/2016 Firmado por: J.B.F., L.E.A.D.B., C.M.K., JUECES DE CÁMARA #12117591#168033198#20161130105430979 declaraciones testimoniales para reforzar su argumento, y critica que se haya desechado el de algunos testigos (ej. M. y Bauso).

Los demandados contestan el traslado de la expresión de agravios a fs.716/741. En primer término solicitan que se declare desierto el recurso, y luego proceden a contestar en forma pormenorizada cada una de las manifestaciones realizadas por el apelante para rebatir el decisorio de primera instancia.

II-Antecedentes La actora inicio una demanda de nulidad de acto jurídico instrumentado en la escritura pública n° 79 del 22 de marzo de 1996, pasada ante el escribano C.A.S., por el que se enajenaba el 50% indiviso del bien sito en la calle V. 3368, de esta ciudad, a la sra. C.Z.H. de A., madre de los accionados, en razón de que fue un acto simulado. También peticiona la nulidad de la inscripción de la declaratoria de herederos de H. y su cónyuge respecto del bien, por idénticos motivos.

La actora, junto a su hermana y padres, siempre vivió en el inmueble objeto de litis, hasta que en el año 1985 éstos le donaron el bien a ella y su hermana, M. delV.M.. Posteriormente, para evitar presiones familiares ante su inminente casamiento, por las que le requerían que donara a su vez el bien a sus sobrinos –por no tener descendencia-, es que termina acordando una venta simulada con su amiga C.Z.H. de A., mediante la escritura n° 79 de fecha 22 de marzo de 1996.

Luego de la venta, permaneció en el bien sin que la “compradora” lo habitara nunca. Por pedido de su madre, autorizó a su sobrina R.V.Marchi y su esposo A.B., para que vivieran en el fondo de la vivienda en una construcción que ellos hicieron, y como compensación pagaran un remanente de saldo de un crédito con garantía hipotecaria.

Con la muerte de C.H. se inició su sucesión, y los hijos -aquí accionados- denunciaron el inmueble dentro del acervo sucesorio e...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba