Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 10 de Noviembre de 2010, expediente B 62587 S

PonenteKogan
PresidenteKogan-de Lázzari-Soria-Pettigiani
Fecha de Resolución10 de Noviembre de 2010
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 10 de noviembre de 2010, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores K., de L., S., P., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa B. 62.587, "Martindale Sur Country Club S.A. contra Provincia de Buenos Aires (Dirección de Rentas). Demanda contencioso administrativa".

A N T E C E D E N T E S
  1. Martindale Sur Country Club S.A., a través de su apoderado, interpone demanda contencioso administrativa contra la Provincia de Buenos Aires Dirección de Rentas, impugnando las Resoluciones 4230 del 19 de octubre de 1998, emanada de la Dirección Técnica Tributaria que denegara la exención de pago del impuesto inmobiliario con relación a varios inmuebles de su propiedad, y la dictada el 20 de febrero de 2001 por el Tribunal Fiscal de Apelación registrada bajo el n° 33 mediante la cual se rechazó el recurso de apelación deducido.

    Pretende la revocación de ambas decisiones y la declaración de exención de pago del impuesto inmobiliario con relación a las parcelas de su propiedad ubicadas en el Partido de P., que identifica.

  2. Corrido el traslado de ley, el Fiscal de Estado, a través de su representante, argumenta a favor de la legitimidad de las resoluciones impugnadas y requiere el rechazo de la demanda.

  3. La actora solicitó una medida cautelar de no innovar. Esta petición fue rechazada por el Tribunal por no estar acreditados en autos los presupuestos que tornarían procedente su dictado arts. 4, 22, 30 y concs. de la ley 2961 entonces vigente y 230 del Código Procesal Civil y Comercial (fs. 112/121).

  4. Agregado, sin acumular, el expediente administrativo tramitado en el Ministerio de Economía Dirección Provincial de Rentas única prueba producida, habiendo hecho uso ambas partes del derecho de alegar, la causa quedó en estado de ser resuelta, por lo que el Tribunal decidió plantear y votar la siguiente

    C U E S T I Ó N

    ¿Es fundada la demanda?

    V O T A C I Ó N

    A la cuestión planteada, la señora J. doctora K. dijo:

  5. Explica el apoderado legal de la actora que Martindale Sur Country Club S.A. es una "asociación civil sin fines de lucro que adoptó, para su funcionamiento la ‘forma’ de sociedad anónima".

    Añade que, en ese marco, el 1°XII1993 solicitó su reconocimiento como entidad exenta del pago del impuesto inmobiliario, ello con respecto a varios inmuebles de su propiedad afectados a actividades deportivas, conforme lo normado por el entonces vigente art. 112 del Código Fiscal (luego art. 137 inc. "i" ap. 5 del mismo cuerpo legal, t.o. 1999).

    Puntualiza que su requerimiento fue denegado por la Dirección Técnica Tributaria mediante la Res. 4230 del 19-X-1998, decisión que fue confirmada por el Tribunal Fiscal de Apelación mediante la resolución dictada el 20-II-2001.

    Pretende la revocación de ambas decisiones.

    Al precisar sus agravios, remarca que la Dirección Técnica Tributaria admitió en forma expresa que "Martindale ... es una asociación civil con personería jurídica"; dice que este reconocimiento adquirió firmeza porque sólo impugnó ante el Tribunal Fiscal de Apelación el fundamento de la dene-gatoria dictada que no se relaciona con la cuestión subjetiva introducida por este organismo. En este punto, considera que el Tribunal se excedió en su cometido al modificar una parte de la resolución administrativa que tenía autoridad y eficacia de cosa juzgada.

    Afirma que cuando el Tribunal Fiscal de Apelación basa su denegatoria en la supuesta ausencia de un requisito que la resolución apelada había tenido por satisfecho, incurre en reformatio in pejus en tanto no medió agravio que habilitara dicha modificación.

    A ello agrega que, efectivamente, "Martindale..." es una asociación civil, carácter que se desprende ine-quívocamente del art. 1° del Estatuto, convalidado por la autoridad de contralor e inscripto en el Registro respectivo. Aclara que la entidad actora adoptó la forma de una sociedad anónima pero no ha perdido, por ello, la naturaleza de asociación civil. Resalta que, justamente por ser una "asociación civil", pudo ejercer la opción contemplada en el art. 3° de la ley 19.550.

    Por otra parte, pone de relieve que el art. 137 inc. i) del Código Fiscal t.o. 1999 exime del pago del impuesto inmobiliario a las asociaciones y sociedades civiles con personería jurídica por los bienes inmuebles de su propiedad, con la condición de que sean utilizados para alguno de los fines indicados taxativamente en la norma. Alude al ap. 5) del artículo indicado y dice que la exen-ción procede cuando, como en el caso, el destino de los inmuebles es el desarrollo y práctica de actividades deportivas.

    Resalta que en el presente se encuentra cumplida tal exigencia legal y enfatiza que no le asiste razón a la autoridad administrativa cuando afirma, por una parte que esas actividades deben constituir un fin en sí mismas y, por otro, no acepta la independencia entre los sectores residencial y deportivo de un Club de Campo.

    Al respecto, sostiene que cada una de las fracciones y parcelas de "Martindale..." tiene un número de partida propio; que están empadronadas catastralmente de manera autónoma; que la emisión de boletas para el pago del impuesto inmobiliario se hace separadamente y que a cada uno de estos inmuebles se le asignó un número de matrícula individual.

    Refiere que lo señalado implica que, a los efectos tributarios, las parcelas son jurídicamente independientes, lo cual permite determinar, en cada caso, si concurren o no las hipótesis de exención. Distingue: algunas parcelas pertenecen a propietarios individuales afectadas a uso residencial y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba