María Dueñas: 'Creo que el tema del acoso está ahí desde que el mundo es mundo'

 
EXTRACTO GRATUITO

Lleva con total naturalidad los siete millones de ejemplares vendidos del libro que la transformó en escritora, El tiempo entre costuras, que en 2009 le cambió la vida. "Creo que lo mejor que me ha dado este cambio de profesión es una enorme libertad. El poder disponer de mi tiempo y de mi capacidad para volcarla hacia donde quiera es un lujo impresionante", reflexiona la doctora en Filología inglesa María Dueñas.

Para ella, la inmigración es un denominador común en cada una de sus cuatro novelas. Las hijas del Capitán (Planeta), que la trae de visita en estos días a la Feria del Libro, no es la excepción. Situada en la Nueva York de los años 30, cuenta la historia de tres jóvenes españolas que, más allá de su voluntad, desembarcaron en esa gran ciudad y lucharon con mucha fuerza para poder sobrevivir.

-¿Cómo fue el desafío de escribir por primera vez una novela coral, con tres hermanas como protagonistas?

-Me supuso muchos más dolores de cabeza de los que pensaba. Pensé que tres narradoras no me iban a suponer todo este juego de equilibrios y de ajustes, reajustes y contrapesos para mantener las tres historias con una sustancia regular y equilibrada. La verdad es que fue un desafío, pero fue apasionante también, porque creo que conseguí tres personajes completos y creíbles con tres líneas vitales que a veces se cruzan y a veces se separan, pero que se complementan entre sí.

-¿Hay alguna de las tres Arenas entre Victoria, Mona y Luz que le haya resultado más compleja, que se "haya ido de las manos" como sucedió en su momento con Sira Quiroga en El tiempo entre costuras?

-Se han ido un poco de las manos. Suelo ser bastante organizada y estructurada al planificar las novelas. Pero al tener protagonistas múltiples me he concedido más espacio para la improvisación. A veces, me han pedido más carrete de la cuenta, y a veces se lo he dado, a veces no. Pero las tres tienen, por un lado, sus complejidades y, por otro lado, son unos personajes muy gratificantes, muy porosos, todo lo absorben muy bien. En ese sentido, ninguna ha sido más compleja. Quizá, Mona, la mediana de las hermanas, por ser la que tiene más determinación, la que plantea proyectos y obliga en cierta manera a las otras a seguirla, ese hecho de ser la abanderada de la acción de la trama principal de la novela la hace un poco más completa, pero creo que las tres caminan al mismo paso.

-¿Por qué eligió para esta novela la ciudad de Nueva York en las primeras décadas del siglo XX?

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA