Otra marea roja: el país del made in China

 
EXTRACTO GRATUITO

Una marea lenta, pero implacable, avanza por la economía argentina, donde cada vez más espacios son ocupados por productos, empresas e inversiones chinas. Desde gaseosas, autos y juguetes hasta grandes obras hidroeléctricas, cerealeras y bancos, pasando por jugadores de fútbol, costumbres culinarias y equipamiento ferroviario, todo es válido a la hora de alimentar la decisión estratégica del gigante asiático de aumentar su presencia en el país.Las importaciones chinas pasaron de ocupar 5% del total de las compras argentinas al exterior en 2001 a representar 15,3% en 2013, según la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI). No sólo eso: los 15.000 autoservicios chinos que hay en la Argentina explican el 30% de las ventas minoristas a nivel nacional. Además, una compañía china, Cofco, compró 51% de la semillera Nidera y tiene la planta de la firma Noble Grain, que está sobre el río Paraná; allí se reciben granos y se produce aceite."Dentro de una casa, hay muy pocas cosas que no sean chinas", afirma Miguel Belloso, que dirigió el centro de promoción comercial en Shanghai entre 2000 y 2009, y que ahora es director de posgrado de la USAL en la Escuela de Estudios Orientales. "En materia tecnológica -agrega-, todo lo que se arma en Tierra del Fuego está 100% fabricado con componentes chinos. Son eficientes, más baratos y de mejor calidad."Hay, sin embargo, algo que aún no tienen aquí: tierras. Según Ernesto Fernández Taboada, director ejecutivo de la Cámara Argentino China, han mirado y preguntado por precios, pero las ideas de cotizaciones que ellos traen están alejadas de los valores reales del mercado argentino. "Además, ahora hay una ley que les impide a las empresas extranjeras las compras de grandes superficies de campo", acota el directivo.Esta avanzada forma parte de un plan estratégico que abarca toda América latina, pero sin desafiar a los Estados Unidos, que es la potencia económica regional. "Ellos acuerdan muy bien con los norteamericanos con qué productos van a ingresar y con cuales no, y a partir de ahí se presentan como un país nuevo, diverso y extraño", dice Belloso.Esta realidad preocupa a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que denunció que los productos made in China invadieron nuevamente los catálogos de ofertas y las góndolas de las principales cadenas de retail del país. "Según un relevamiento realizado por CAME en las siete cadenas más grandes, el 77% de los productos no alimentarios que actualmente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA