Marchionne: elogios a Macri, pero reclamos por impuestos

 
EXTRACTO GRATUITO

Entusiasmado, pero obsesionado con la falta de competitividad que hay en la Argentina. Así se mostró Sergio Marchionne, CEO de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), tras su encuentro con el presidente Mauricio Macri ayer por la tarde. "Es la primera vez en más de 15 años que tengo una conversación económica racional con un presidente argentino. Fue transparente y claro. Es alentador", contó el ejecutivo minutos más tarde ante un grupo de periodistas.

Sin embargo, advirtió que el gran problema del país es "el gap de competitividad entre los autos locales y los del resto de la región, incluyendo México". Y se refirió sobre todo a los impuestos que tiene un auto a la hora de exportar. "Hay que arreglar los desincentivos a la exportación. No puede estar lleno de impuestos aquello que no tiene contenido de consumo local, es ineficiente, lo tienen que arreglar", dijo, en claro reclamo para que suban los reintegros de exportación. "Deben reflejar los impuestos subyacentes que no se justifican, los tienen que devolver", agregó.

En este camino hacia una mayor competitividad excluyó una reforma laboral: "Los últimos que tienen que pagar el costo en este cambio son los trabajadores. La cuestión es técnica e industrial, y hay una cuestión fiscal e impositiva. Hay que sacar las ineficiencias", completó.

FCA está en plena ejecución de su última inversión por US$500 millones, que destinó a la producción del nuevo Cronos en la planta de Córdoba. Marchionne no descartó nuevos proyectos, si bien se cuidó de no hacer anuncios. "Hay posibilidades de extender las aplicaciones de la arquitectura del Cronos a otros vehículos. En términos de transmisión hay que buscar opciones más desarrolladas que la manual actual", dijo. En esa línea, quienes siguen de cerca la industria aseguran que FCA comenzará a producir cajas automáticas en el país.

Respecto del mercado local, dijo que este año se podría...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA