Maravilla Martínez: 'Sé que estoy más cerca del retiro que de otra cosa'

 
EXTRACTO GRATUITO

LAS VEGAS.- De buen humor y distendido. Con ganas de reencontrarse con el medio argentino e ironizando sobre su semblante asoleado y algunos kilos de más, que "adornan" su físico apolíneo, en el que los jeans tajeados piden auxilio. Así llegó a esta ciudad el bonaerense Sergio "Maravilla" Martínez, ex bicampeón mundial.Provocó algo muy esperado por todos: su visión acerca de un desquite histórico y hablar cara a cara, por primera vez, tras su derrota con el puertorriqueño Miguel Cotto, en junio pasado, rompiendo el silencio de prensa impuesto desde entonces.Fue foco de consulta permanente y se prestó a hablar de todos los temas; sobre todo de lo inquietante que resultaba aquella cuenta regresiva del combate de Marcos Maidana ante Floyd Mayweather, que se desarrollaba anoche, y cómo soportar sus horas previas. Inmerso en el apoyo y en el afecto del grupo argentino presente aquí, remarcó la valía que aporta la experiencia de Mayweather en este tipo de revanchas y el respeto que origina Maidana por su entrega.Sonriendo, como siempre, volvió al diálogo con la nacion: "Hace casi tres años que no vengo a Las Vegas. Desde aquella "peleíta" en la que Juan Manuel Márquez noqueó a Manny Pacquiao. Casi nada? Ahora estamos junto al Chino"?-¿Qué pasó por su cabeza tras perder con Miguel Cotto?-Algunas canas verdes? Otras blancas por mis casi 40 años y un gran bajón anímico. Lógico, porque perdí muy pocas peleas en 19 años de campaña y cuando te olvidás de cómo perder, te duele superarlo. Lo hice, me recuperé y me di cuenta de que perdí con un muy buen campeón en un gran escenario [Madison Square Garden] y con un límite físico considerable.-¿Cuál fue la causa fundamental de una derrota tan dura?-La falta de tiempo y distancia. Ésos son mis elementos para pelear; por eso peleo con la guardia baja buscando los espacios. No los tuve y tampoco supe revertir una situación adversa desde el comienzo que gravitó totalmente.-¿Qué hará de ahora en más?-Quiero escuchar algo con criterio para moverme con cautela. Sé que estoy más cerca del retiro que de otra cosa. Quiero ser coherente y evitar que un día de estos un joven boxeador con hambre no me permita dar un paso al costado y me empuje hacia atrás. No voy a consentir eso ni que mi vieja me vea por TV recibiendo golpes contra las cuerdas. La cabeza y el corazón pueden decir una cosa, pero el cuerpo te avisa si elegís bien o mal.-¿Hay un tiempo límite para resolver el futuro?-El martes, en Nueva York, recibiré la opinión de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA