Maradona fue el gran foco del Partido por la Paz

 
EXTRACTO GRATUITO

ROMA.- Como ya había ocurrido el 1º de septiembre de 2014, cuando se jugó el primer Partido de la Paz impulsado por el papa Francisco, ayer, Diego Maradona volvió a ser la gran estrella.

Al cantito de "¡Olé-olé-olé-olé! ¡Diego, Diegoooo!", Maradona, que jugó los 90 minutos -trotando lento, haciendo buenos pases y poniendo corazón-, fue ovacionado por el público cada vez que tocó la pelota. Organizado por la fundación pontificia Scholas Ocurrentes y las organizaciones italianas Unitalsi, Csi y Amlib, el partido querido por el Papa, bautizado "Unidos por la paz", fue para ayudar a las víctimas del terremoto que devastó el centro de Italia el 24 de agosto pasado, así como a los chicos de las periferias del mundo.

En un estadio Olímpico semivacío -asistieron 10.000 personas-, el evento convocó a futbolistas de renombre de ayer y de hoy. Francesco Totti, Ronaldhino, Rui Costa, Antonio Di Natale, Roberto Carlos, Aldair, Cafú, entre otros... Y a varios compatriotas: Hernán Crespo, el "Piojo" López, la Bruja Verón, Nicolás Burdisso, Ferando Cavenaghi... A diferencia de Maradona, muchos de los participantes jugaron sólo medio tiempo.

El "pibe de oro", que es un gran admirador de Francisco, llegó de Dubai para el partido, que también estuvo marcado por la presencia de su hijo, Diego Armando Junior, nacido de su relación con Cristiana Sinagra y a quien reconoció hace poco. Muchos se emocionaron al ver a padre e hijo haciéndose pases en el Olímpico.

Marcado por el aliento incondicional a "¡Diegooo!" de los hinchas -entre los cuales había argentinos y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA