Sentencia Interlocutoria de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 5 de Octubre de 2016, expediente Rl 119978

PresidenteKogan- Pettigiani -de Lázzari-Soria
Fecha de Resolución 5 de Octubre de 2016
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

MANZANARES, DARIO C/ PROVINCIA A.R.T. S.A. Y OTRO/A S/ ACCTE. DE TRABAJO - ACCION ESPECIAL.

La P., 5 de octubre de 2016.

AUTOS Y VISTOS:

Los señores jueces doctores K., P., de L. y S. dijeron:

  1. El Tribunal de Trabajo Nº 2 del Departamento Judicial La Plata hizo lugar a la defensa de prescripción deducida por la accionada y, en consecuencia, desestimó en todos sus términos la demanda instaurada por D.M. contra la Provincia de Buenos Aires, por la que procuraba el cobro de las prestaciones previstas en la Ley de Riesgos de Trabajo, así como una indemnización por daños y perjuicios con fundamentos en el derecho común (fs. 209/219 vta.).

    Para así decidir, juzgó que al tiempo de interponerse la acción (28-XII-2010) ya había fenecido holgadamente el plazo bienal previsto en los arts. 44.1 de la ley 24.557 y 4037 del anterior Código Civil, computado a partir del momento en que el actor tomó conocimiento de sus incapacidades laborativas (14-XII-1999), como consecuencia del accidente de trabajo que sufrió el día 8-VIII-1999, sin que se hayan invocado en autos causales suspensivas o interruptivas del curso de la prescripción.

    En ese sentido, señaló que dadas las características del siniestro (acontecimiento súbito y violento que de manera inmediata provocó graves secuelas en la integridad física del trabajador) mal pudo el accionante dejar transcurrir once años y cuatro meses para interponer una demanda, y mucho menos alegar luego -en una ampliación de aquella- que tomó conocimiento de su incapacidad en el mes de julio de 2013, es decir trece años y diez meses después de ocurrido el accidente.

    Además, para el juzgador de grado, no obsta a tal conclusión, el hecho de que el actor reclame en autos -aunque de manera poco precisa- las consecuencias de una supuesta "reagravación" de las secuelas originales del accidente, toda vez que no se probó que el desmejoramiento en su estado de salud haya sido consecuencia derivada del infortunio sufrido en el año 1999, ni tampoco de las labores desarrolladas de allí en adelante. En consecuencia, no existiendo nexo causal entre la reagravación y el accidente, el accionante no tiene derecho a percibir indemnización alguna por los daños derivados de la mayor incapacidad que padece en comparación con la que sufría al momento del siniestro.

    En tal sentido -como se indicó-, el órgano judicial de grado acogió la defensa de prescripción deducida y declaró extinguida la acción por el transcurso del tiempo (v. sent...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR