La ruta de los manteros: entre los contenedores chinos y La Salada

 
EXTRACTO GRATUITO

Un argentino que vende helados en las calles de Once, de la marca New Cream, obtiene la mercadería de http://www.lanacion.com.ar/1660748-manteros-mafias-y-delitos. Detrás del habitual exhibidor se esconde http://www.lanacion.com.ar/1665729-once-allanan-un-deposito-en-busca-de-mercaderia-de-los-manterosdonde se almacenan todo tipo de alimentos: turrones, alfajores y otras golosinas, que diariamente retiran los manteros para vender en la vía pública.La justicia porteña investiga a los encargados de este local por algo más llamativo: la productora de helados es beneficiaria de programas sociales nacionales por fomentar el empleo. Y, paradójicamente, uno de sus empleados, el heladero, preside tres sociedades de responsabilidad limitada (SRL) y en los últimos años consiguió créditos bancarios en entidades de primera línea por dos millones de pesos.Es uno de los casos que la fiscalía porteña analiza mientras intenta desentrañar las organizaciones de corte mafioso que operan en la zona de Once, donde los manteros se resisten a ser desalojados en operativos que llevan adelante agentes judiciales y funcionarios de la Ciudad. La línea de investigación apunta a los depósitos y a los comercios que funcionan como centros de operaciones disfrazados, donde se almacena y desde donde se distribuye la mercadería ilegal.Para la Justicia hay indicios de que la indumentaria, por ejemplo, provendría de locales de La Salada, la popular feria de Lomas de Zamora. Y de que un grupo ciudadanos chinos podrían estar involucrados en la compra ilegal de contenedores con mercadería importada que ingresan en el puerto de la ciudad repletos de juguetes, peluches y artículos de plástico, y que eludirían los controles aduaneros mediante estudiadas maniobras en algunos depósitos fiscales.Otras fuentes policiales consideran que a Once también llega mercadería de "piratas del asfalto". Por esa razón, la fiscalía porteña convocó a la AFIP y la AGIP (organismos fiscalizadores nacional y porteño, respectivamente) para potenciar los operativos. La fiscal porteña que investiga el complejo entramado de la organización de la venta ilegal en Once dio intervención al juzgado federal de Claudio Bonadio, ya que en varios comercios se constató la violación de la ley de marcas.Una de las conexiones que, para la Justicia, vincula a locales de Once con La Salada tiene en foco un comercio de ropa llamado Urkupiña, en Jujuy 45, que fue clausurado el 21 de enero pasado por tener mercadería de dudosa procedencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA